"Perdamos el miedo a normalizar el cáncer en los medios", por @fape_fape

La presidenta de la FAPE pide el fin de los eufemismos en el tratamiento informativo de esta afección durante su intervención en el VIII Congreso organizado por el Grupo Español de Pacientes con Cáncer

“Cáncer y medios de comunicación: hacia una correcta información” es el título de la jornada que, dentro del VIII Congreso organizado por el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), se ha celebrado en colaboración con la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS).

El correcto tratamiento del cáncer en los medios de comunicación es una asunto que vienen estudiando enfermos, sanitarios y periodistas desde hace tiempo. “Las organizaciones de pacientes, la Sociedad Española de Oncología, ANIS y la FAPE hicimos un llamamiento, ya en 2011, para que la palabra cáncer no sea utilizada como sinónimo de negatividad y destrucción. Nos propusimos eliminar la cuarta acepción de la palabra cáncer en el diccionario de la Real Academia Española, que se refiere a la proliferación en el seno de un grupo social de situaciones o hechos destructivos”, recordó Elsa González, la presidenta de la FAPE, en su intervención.

González aseguró que, muchas veces, los periodistas se cargan de eufemismos (“larga y penosa enfermedad”) para evitar la palabra “cáncer”, y, sin embargo,” la usamos con toda la crudeza de la que somos capaces para emplearla como símil”. Por ello, y a pesar de que se han dado muchos pasos y que empiezan a verse resultados en los medios de comunicación, “hemos de seguir en la batalla de las palabras”, dijo.

“He dicho alguna vez que hay palabras que dañan y términos que curan. Nuestra obligación es ser consciente de ello. Sé que tenemos que superar obstáculos, como la prisa o la escasez de medios, pero no todo vale”. Para la presidenta de la FAPE, “el periodismo es mucho más que buscar audiencia a toda costa o que amarilleemos para provocar mayor impacto”. El derecho a la información no puede vulnerar los derechos fundamentales de los enfermos con cáncer y su entorno, y la responsabilidad ética de los periodistas sobre el tratamiento de las noticias se agudiza en estos casos, concluyó. Leer más

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*