Pedro J. Ramírez pide más colaboración entre los editores para hacer frente a los retos del sector, por @aprensamadrid

Pedro J. Ramírez, director y fundador de El Español. Foto: Pablo Vázquez / APM

El director de El Español, Pedro J. Ramírez, ha pedido una mayor colaboración entre los editores y directores de los medios para hacer frente a los retos del sector. Durante su participación en el Foro de la Nueva Comunicación, el pasado 2 de diciembre, el director del digital hizo referencia al proceso de transición en el que se encuentra el sector en España, donde “lo viejo todavía no ha desaparecido y lo nuevo no ha terminado de nacer”. Señaló que “el proceso de transformación está siendo más lento” en nuestro país, pero que “si hubiera una mayor colaboración entre los actores del sector, es decir, entre los editores”. El director de El Español hizo referencia a asuntos como la bajada del IVA al 4% para las publicaciones digitales, las relaciones con Facebook o Google, la publicidad, los “ad blocker” o la relación con las empresas de medición de audiencias.

Sobre la prensa tradicional, Pedro J. Ramírez señaló que se encuentra en un “proceso de decadencia”. Para el director de El Español, el hundimiento del sector tradicional “ha sido la principal causa de la progresiva supeditación de los medios tradicionales al yugo del poder político y económico”. Argumentó que hace tiempo que “dejó de ser una actividad estructuralmente rentable la impresión y distribución de ejemplares físicos de los periódicos”. Este hecho, supuso, según Ramírez, que “muchos propietarios de periódicos se echaran en manos de personas dispuestas a ejercer de comisarios políticos en la intermediación entre el poder y las redacciones, aliviando las cuentas de resultados a cambio del sometimiento y de la docilidad editorial”.

Pedro J. Ramírez vaticinó que “en 2023 no habrá ediciones impresas y, si las hay, tendrán un valor muy marginal o testimonial”. “Dentro de poco, todos los periódicos serán digitales”, señaló. En este nuevo escenario, Ramírez apuntó que quedará configurada una primera división de la prensa nacional con la convergencia entre los dos o tres medios tradicionales y los dos o tres primeros medios nativos, siendo El Español uno de ellos.

Primer aniversario de El Español

El digital dirigido por Pedro J. Ramírez cumplió su primer aniversario en el mes de octubre, un primer año en el que ha conseguido una facturación de seis millones de euros con un modelo mixto de financiación, resultado de combinar los ingresos publicitarios e ingresos por suscripción, según cifras aportadas por Eva Fernández, CEO El Español, que presentó Pedro J. Ramírez en el encuentro organizado por Nueva Economía Fórum.

El director de El Español, durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación. Foto: Pablo Vázquez / APM

También señaló que el digital ya lo leen más de 10,5 millones de usuarios únicos, certificados por OJD; que la sociedad editora está compuesta por 5.600 accionistas, y que ha terminado su primer año con casi 14.000 suscriptores. Con estos datos, Ramírez advirtió de que “El Español ha conseguido en su primer año de vida más de lo que consiguió ‘El Mundo’, en 1989, y más que ‘Diario 16’, en 1980”.

En gran parte, los buenos datos son el resultado, dijo Pedro J. Ramírez, “del récord de ingresos y el estricto control de gastos”, que permiten pensar que el digital cumplirá el objetivo de entrar en rentabilidad en su tercer año. “Empieza a ser algo más que una quimera y que una predicción el aserto de que El Español va a ser la más exitosa de mis tres criaturas periodísticas”, apuntó.

Durante su intervención, Pedro J. Ramírez también criticó la conducta de Juan Luis Cebrián de “perseguir y plantear una demanda por competencia desleal contra El Confidencial”. Dicha conducta le parece “especialmente grave por tratarse de un periodista”. Además, añadió que invocar competencia desleal para “tratar de intimidar a un medio” y que deje de publicar “informaciones relevantes y veraces supone utilizar el código mercantil como un escudo para la impunidad y como una mordaza frente a la transparencia”. Para el director de El Español, la conducta de Juan Luis Cebrián supone “una traslación al ámbito de los chanchullos financieros personales al ámbito de la empresa periodística que preside este señor”.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*