Paros en el diario 'Sport' contra el despido del 42% de la plantilla, por @aprensamadrid

 
Los trabajadores del diario deportivo Sport, editado por el grupo Zeta, iniciaron el miércoles 29 de noviembre paros de una hora contra el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la empresa y con el que pretende despedir a 35 de las 84 personas en plantilla, cifra que supone el 42% del total, según confirman fuentes del comité de empresa y del grupo editor a Apmadrid.es.

Está previsto que los paros continúen los días 4 y 5 de diciembre. A partir de este día, el comité tiene previsto llevar a cabo una huelga indefinida si el conflicto no se resuelve con la retirada del plan de despidos. La próxima reunión con la empresa, que contará con la mediación de Inspección de Trabajo, está fechada el lunes, 4 de diciembre. Las negociaciones se podrían prolongar hasta el 9 de diciembre, día en el que finaliza el plazo para llegar a un posible acuerdo entre ambas partes. Fuentes de la empresa han mostrado a Apmadrid.es su predisposición para que la cifra de despidos se reduzca de la incialmente propuesta con las negociaciones.

El comité de empresa exige al grupo editor la retirada de la medida y señala no reconocer ninguna de las causas que, según la empresa, justifican dicho ERE y que el comité califica de “burla”. Zeta argumenta la necesidad de dicho plan “por causas económicas, organizativas y técnicas”, según las fuentes consultadas. Con el despido de los 35 trabajadores, el grupo pretende ahorrar 1.750.000 euros, del que usarían 450.00 en nuevos fichajes y 300.000 euros para subcontrataciones, según detallan dichas fuentes, por lo que el ahorro real se situaría en el millón de euros anuales. Fuentes de la empresa evitan confirmar dichas cifras, pero admiten que será necesario incorporar nuevos perfiles profesionales.

La plantilla de Sport comenzó a sufrir un empeoramiento de sus condiciones laborales en 2008, con la congelación de sus salarios. En los años posteriores se han sucedido rebajas salariales y expedientes temporales de regulación de empleo, según las fuentes citadas. Concretamente, en los últimos tres años la plantilla ha sufrido un recorte salarial del 16%. Dicho recorte finalizaba en el mes de marzo de 2017, cuando la empresa propuso una nueva rebaja del 21%, pero que finalmente quedó en un 8%, tras la mediación de un árbitro designado por el departamento de Trabajo de la Generalitat.

En palabras de Agustín Yanel, secretario general de la Federación de Sindicatos de periodistas (FeSP), este ERE, además “de una provocación”, es “una increíble irresponsabilidad”. De llevarse a cabo, señala Yanel, la propuesta “haría imposible editar el periódico con unas mínimas condiciones de calidad y supondría  probablemente su próxima desaparición”.