¿Para qué sirve calcular el “Valor de Empresa”?, por Joan Anglada (@themoneyglory)

Cálculo Valor de EmpresaUno de los elementos imprescindibles de la caja de herramientas de un inversor es el Valor de Empresa, lo que se conoce en el argot financiero como Enterprise Value.

Personalmente, creo que este es el cálculo más contraintuitivo de todos los ratios con los que contamos los analistas financieros.

Mientras que todas las otras medidas tienen un objetivo único, el Valor de Empresa sustituye la misma información que nos proporciona la cotización de las acciones y sirve, principalmente, para reflejar también el precio de una compañía.

En la mayoría de páginas y manuales de bolsa describen el Valor de Empresa como el Precio de Adquisición y es el importe que pagarían las corporaciones por absorber otra empresa; ya que descuenta elementos del Balance de Situación que no son necesarios y suma otros que deberían pagarse con posterioridad.

A pesar de ser un ratio que, a veces, se reserva para los tiburones de Wall Street, también es un cálculo necesario para los inversores que solo quieren comprar una pequeña participación del capital y basan sus análisis financieros en el arte del Value Investing.

¿Qué hay detrás del concepto del Valor de Empresa?

Esta fórmula se puede aplicar tanto dentro como fuera de la bolsa, es aplicable para empresas cotizadas como para sociedades privadas, pero es más comprensible si se traslada en un escenario más pequeño.

Por un momento, imaginemos que de dos amigos nos llegan dos propuestas diferentes de comprarles su compañía de transportes, que hace años que está en marcha. A grandes rasgos, entre ellas no apreciamos ningún tipo de diferencia: tienen las mismas ganancias, beneficios y las dos están a la venta por 600.000 euros.

¿Quién de los dos amigos nos ofrece el mejor trato?

A través de los elementos del Balance de Situación y el cálculo del Valor de Empresa descubriremos la letra pequeña del trato.

Dinero en EfectivoLa primera empresa, que llamaremos compañía ‘A’, trabaja el día a día. En el banco hay el dinero justo para cubrir los gastos de su actividad, más alguno imprevisto, y no está endeudada con nadie. En general, está saneada.

La empresa ‘B’, en cambio, tiene algunos elementos con los que deberíamos trabajar si nos la quedamos.

En primer lugar, con el paso de los años el negocio ha acumulado un excedente de efectivo de 100.000 euros, que se puede invertir o se puede repartir entre los accionistas, en este caso nosotros mismos. En el balance también hay un crédito de 60.000 euros que se formalizó hace dos años.

Por la empresa ‘A’ no me deberé preocupar de desembolsar más dinero, si la compro, para cancelar las deudas, pero tampoco encontraré ningún rincón con dinero en efectivo. En este caso, el Valor de Empresa es el mismo que su capitalización: 600.000 euros netos.

La situación de la empresa ‘B’ es diferente, por eso tendré que aplicar algunas modificaciones al precio final.

Si me la quedo deberé pagar 60.000 euros de su deuda, pero me embolsaré 100.000 euros netos de su cuenta corriente.

El Valor de Empresa de ‘B’ es 560.000 euros (600.000 euros + Deuda 60.000Caja 100.000), 40.000 euros menos que la Empresa ‘A’.

Este cálculo nos sirve para diferenciar dos negocios por los que, a simple vista, estamos pagando al mismo precio: 600.000 euros por empresa. En cambio, una vez investigamos las entrañas de su contabilidad, descubrimos que hay otros elementos que nos cuestan dinero y aumentan el coste de nuestra adquisición, y hay otros que lo rebajan.

Objetivo del Valor de Empresa

Calcular el Valor Empresa permite descubrir cuál es el precio ajustado del negocio, de acuerdo con su situación financiera.

Este resultado permite las comparaciones de diferentes empresas del mismo sector, que trabajan bajo las mismas condiciones (costes operativos, ingresos, beneficios…) pero con una distribución diferente del patrimonio.

Una vez ejecutado este cálculo, se debe aplicar como un sustituto de la cotización de la compañía en otros ratios. Uno de las fórmulas más usadas es el Valor de Empresa dividido por el Free Cash Flow (EV / FCF).

Encontrar este Valor es más un arte que una fórmula exacta. Una hoja de cálculo siempre ayuda, pero debe leerse con atención la situación de la compañía objetivo para comprender qué elementos deben descontarse y cuáles hay que sumar, como explica el documento “Enterprise Value. The Price of a Business”, del blog CSInvesting.

EL CÁLCULO EXACTO:

La página Value and Opportunity publicó un fantástico manual para calcular un EV ajustado. Esta es la fórmula:

Valor de Empresa:

Capitalización de Mercado

+ Deuda Financiera + Acciones Preferentes + Alquileres + Planes de Pensión + Otros Pasivos Prescindibles

- Caja – Activos Prescindibles

The post ¿Para qué sirve calcular el “Valor de Empresa”? appeared first on The Money Glory.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*