Inicio » Blogs »

Paquita Salas se consolida como una 'serie 360', por @MartaLobera

 

Que sea buena tanto en comedia, como en drama y que además sea buena gente. Estas son algunas de las cualidades que la propia Paquita Salas tiene en cuenta para encontrar a la actriz 360 y que también podemos adaptar para encontrar buena serie. La serie de los Javis ha vuelto con mucha fuerza, cameos gloriosos, momentos delirantes, más drama y profundidad, pero, sobre todo, nos ha permitido conocer un poco mejor a su protagonista. Ya os lo dije hace tiempo, a Paquita Salas hay que amarla y hoy os lo vuelvo a repetir aún más alto. Estamos ante una de las mejores series que nos ha dado la ficción española en los últimos años. Una auténtica serie 360. 

Las expectativas estaban muy altas tras la primera temporada y habían ido en aumento después de un año de promos buenísimas que son casi una nueva temporada en sí mismas. Impagables muchas de ellas, por ejemplo esta en la que Paquita se encuentra con los niños de Stranger Things.

Por eso era inevitable tener un poco de miedo sobre si la serie mantendría el nivel o no, sobre si la segunda temporada igualaría o superaría el nivel de la primera, que demostró ser una serie con muchísimo potencial. Pues bien, vista ya la temporada al completo (se ve en menos de dos horas) solo puedo decir que Paquita Salas ha vuelto a lo grande, consolidándose como una de las mejores series del panorama español. Javier Ambrossi y Javier Calvo nos muestran de nuevo su visión y su amor por el mundo de la interpretación y definitivamente tienen mucho que decir sobre ello.

La temporada dos nos presenta a Paquita (Brays Efe) y a Magüi (Belén Cuesta) en uno de sus peores momentos. PS Management atraviesa graves problemas económicos y durante los 5 episodios vemos como intentan solucionar esta crisis a toda costa, sin demasiado éxito. Y es que Paquita podría ser más mala, reclamar lo que es suyo jugando sucio o vengándose de quienes terminan abandonándola, pero ella no es así. Lleva su trabajo como representante de otra manera y sin otra ambición que ver triunfar a alguien que ella misma haya descubierto, hasta el extremo de ser casi una madre para sus actrices.

Paquita Salas Temporada 2
© Imagen: Netflix

Carta de amor a Lidia San José y a todas las actrices españolas

El personaje de Lidia -Lidi para nuestra Paquita- ya fue una de los elementos que más me gustaron en la primera temporada. Recuperar a la actriz, que había estado prácticamente desaparecida de televisión desde su participación en series como A las 11 en casa o Ala…Dina, me pareció maravilloso en su momento, por esa capacidad de ella de reírse de sí misma, de crear ese personaje entre lo autobiográfico y lo ficticio tan enternecedor.  Nos quedamos con ganas de más y los Javis nos lo han dado. Lidia es la protagonista del que es posiblemente uno de los mejores capítulos de la serie y, sobre todo, de los más emotivos.

Conocer su historia y ver cómo después de tantos años luchando, está a punto de cumplir su sueño y siente el miedo de no estar a la altura, o de no servir realmente para esto de la interpretación. Todo un regalo para los espectadores y para volver a descubrir a una actriz que, sin duda, merece un hueco en la industria televisiva de nuestro país.

Lidia San José Paquita Salas Netflix
© Imagen: Netflix

De hecho, ahora no puedo evitar sentir cierta rabia y pena por el hecho de que una actriz tan maravillosa haya sido olvidada tantos años. La serie refleja muy bien la crueldad de la industria del cine y la televisión, en especial con las actrices. Un día estás arriba y al otro nadie se acuerda de tí, por lo que intentar volver a trabajar es muy difícil.

Una temporada con cameos brillantes

Es difícil elegir cuál de las apariciones estelares de actores y personajes de la cultura pop de nuestro país es la mejor de toda la temporada. Tenemos a los ya habituales, como Yolanda Ramos (otra reina indiscutible de la temporada), Andrés Pajares o Belinda Washington. Por otro lado están los nuevos, que son muchísimos y cada cual más grandioso. Desde Ana Obregón, hasta Antonio Resines, Paz Vega o Verónica Echegui pasando por ese último plano magistral en el 2×05 que nos deja patidifusos a todos y del que no diré nada más por si aún no lo habéis visto. Se nota que la buena opinión sobre la serie y el presupuesto han aumentado, porque parece que ahora cualquier actor o personaje famoso que se precie está dispuesto a aparecer en Paquita Salas. Y yo que me alegro, porque como bien han dicho los Javis la participación de gente del mundillo hace que su historia sea más verosímil. Me repito, pero me quedo con esa última secuencia en el 2×05, plagada de actrices de lujo y con ese temazo de Rocío Jurado de fondo. Maravilla.

Ana Obregón Paquita Salas
© Imagen: Netflix

Si tengo que buscarle algún defecto a la temporada, me ha llamado la atención lo desaparecida de que está Magüi, que de ser uno de los pilares fundamentales, ha pasado a quedarse un poco diluida y sin lo golpes de humor a los que nos tenía acostumbrados. Algo similar ocurre con Belén (Anna Castillo), que parecía la próxima actriz 360 de Paquita, pero finalmente su historia no parece que vaya a ir por ahí. Quizás no han querido arriesgarse y darle más peso a la actriz porque está en un momento de mucho trabajo y numerosos compromisos profesionales, entre ellos otra serie: Estoy Vivo

En definitiva, Paquita Salas ha vuelto más madura, dando más profundidad a sus personajes, lo que nos ha permitido conocerlos un poco mejor y empatizar más con ellos. También creo que ese trasfondo más dramático que se respira en el ambiente le sienta bien. Estamos viendo a la protagonista en su momento más bajo y oscuro, aunque eso no significa que el humor tenga que desaparecer. Además, al final comenzamos a ver un atisbo de esperanza o una pequeña salida de este agujero. Paquita toca fondo, sí, pero esta caída será el revulsivo para abrir una nueva etapa, todo un punto de inflexión para la representante.

Paquita Salas Brays Efe Temporada 2
© Imagen: Netflix

Yo solo puedo decir que necesito la tercera temporada para ayer, que con esa pedazo secuencia final en el último capítulo las expectativas quedan por las nubes y que ojalá tengamos Paquita para rato.

 
 
 

0 Comentarios

Deja tu comentario.

 
 

Deja un comentario