Palabras dañinas, por José Manuel Padilla Ruiz (@jmpadillar)

Fernández Díaz, con Cañizares y Amato en Roma. | Gonzalo Sánchez / Efe

Fernández Díaz, en una reunión con miembros de la Iglesia, en el Vaticano. GONZALO SANCHEZ EFE. 

José Manuel Padilla Ruiz. Periodista

El ministro el Interior, Jorge Fernández Díaz, ha tenido un episodio de protagonismo lamentable a cuenta de sus declaraciones en contra del matrimonio homosexual. El titular de interior ha manifestado que el “matrimonio homosexual pone en peligro la pervivencia de la especie”.

La plana mayor del Partido Popular que sustenta al Gobierno se desmarca de las manifestaciones del ministro.

Uno de ellos el secretario general de los Populares Vascos, Iñaki Oyarzábal, quien ha manifestado que las declaraciones del ministro en “nada se vinculan al Partido Popular”

Por su parte, la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, también ha reprochado las palabras de Fernández Díaz, y ha recordado al ministro: "hay que hacer lo que las leyes dicen y el Tribunal Constitucional ha sentenciado".

Los colectivos de asociaciones LGTB, han considerado que el ministro debe abandonar su "militancia religiosa o dimitir" porque "intentar imponer el fanatismo religioso no es propio de un gobernante democrático". A juicio de estos colectivos las manifestaciones del titular de Interior "demuestran un desprecio absoluto a las evidencias científicas" y a miles de familias homosexuales con hijos.

Recomiendo al señor Fernández Diaz, que deje de jugar a biólogo imitando a Mendel y se haga eco de las realidades sociales, que aparentemente, le son ajenas.

Cabe recordar al señor ministro que él mismo prometió o juró “cumplir y hacer cumplir las leyes” y el matrimonio homosexual está protegido por las leyes de este país como el heterosexual.

Finalmente el ministro debería reflexionar sobre el daño que hacen esas manifestaciones en público a la integridad moral de muchas personas. 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*