Ole Swing (Bar Benteveo, Madrid, 13/01/2013), por @renacerelectric

Ole Swing devuelve la copla a las tabernas. Y, en lugar de hacerlo a horas intempestivas, deciden dar su serenata de copla abanicada por el swing en pleno aperitivo. Y en tal franja del día, hambriento el paladar de tapa y frescos líquidos con los que apaciguar el gaznate, qué mejor que un bar castizo y en plena calle de Santa Isabel, a pocos pasos del Cine Doré, otro espacio en el que revivir el clasicismo del arte.

El cuarteto de contrabajo, violín y dos guitarras compartió primeramente charlas y confidencias con sus allegados en un rincón de la tasca, para de pronto, de golpe y porrazo, trasladarse con sus instrumentos al centro de la misma y, posicionándose bien acurrucado entre su público, comenzar con una actuación corta pero totalmente intensa. Cinco piezas, si sumamos el bis de “Ojos Verdes”, que sirvieron para dar una muestra totalmente acústica y en directo de parte de lo que contiene en sus tripas ese trabajo en disco compacto editado el año pasado.

Acompañados por unas copas de vino, los miembros de Ole Swing inyectaron calor a una mañana más bien fría, típico despertar de primeros de enero. “Ay Pena Penita Pena”, “España Cañí”, “Échale Guindas Al Pavo” o “La Bien Pagá” –en esta ocasión sin la colaboración de Zenet a la voz– fundieron el estilo de Django Reinhardt con el espíritu de Antonio Quintero, Lola Flores, Rafael de León, Manuel Quiroga, Imperio Argentina o Pascual Marquina Narro. Pura sesión de coplas y tapas.

por Sergio Guillén
fotos y vídeo de Renacer Eléctrico (dispositivo móvil)

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*