Nuevos despidos en 'Diario Sur', por @FeSPeriodistas

Los trabajadores de Prensa Malagueña rechazan las últimas 7 salidas, entre ellas 5 despidos, y denuncian la mala gestión de la empresa que ha dejado la plantilla en la mitad.

 

“La asamblea de trabajadores de Prensa Malagueña ante la política laboral de la empresa y dados los últimos acontecimientos manifiesta lo siguiente:

Lamentar y rechazar tajante y unánimemente las últimas siete salidas de compañeros producidas en el periódico, entre ellas, el despido de cinco trabajadores, uno de los cuáles se encontraba enfermo el día que se le notificó. 

La denuncia de la gestión realizada en los últimos años por la dirección de la empresa en materia laboral y que se ha traducido en una drástica y lamentable reducción de la plantilla de trabajadores con la salida -a través de jubilaciones, prejubilaciones (parciales o totales), externalización de servicios, cierre de servicios y áreas y despidos- de decenas de empleados. Una medida que en un periodo inferior a una década ha dejado la plantilla a menos de la mitad,  descapitalizando la empresa en su principal valor: los trabajadores.

Los trabajadores somos conscientes de las difíciles circunstancias por las que atraviesa el sector de la prensa, pero, paralelamente, en los últimos años el periódico ha logrado beneficios en sus cierres anuales de cuentas. Por ello, entendemos que las medidas de ajuste que se pudieran adoptar en el futuro no debieran afectar más a la destrucción de empleo ni a diezmar aún más una plantilla que, a nuestro juicio, a día de hoy es escasa y que se está dejando la piel en su lucha por mantener la calidad y la viabilidad del periódico.

En los últimos meses de pasado año y a principios de éste se habían observado una serie de indicios y se habían lanzado ciertos mensajes de que lo peor ya había pasado y de buenas aprimeras nos encontramos con nuevos despidos y destrucción de empleo en la compañía que no entendemos.

En estos últimos años, los trabajadores han asumido importantes sacrificios (laborales y de derechos sociales) para garantizar la viabilidad de la empresa, que no están teniendo contraprestación por parte de la compañía, que continúa con su errática política de destrucción de empleo.”

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*