No renuncies a tus sueños, por @MilagroMendoza

Cuando se entra en una relación sea de noviazgo o matrimonio. En ocasiones uno de los dos, renuncia a un sueño empujado por las nuevas obligaciones adquiridas. Se produce un corte abrupto.
Tarde o temprano se producirá una pase de factura.
Aparece la amargura y el resentimiento. Cualquier situación por pequeña que parezca ocasiona discusiones sin sentido. Y muchas metas blogveces no se reconoce el motivo ya que el agitado estilo de vida ha dejado en el olvido los sueños de la juventud.
Ahora son los hijos, el esposo, y las responsabilidades domesticas, en el caso de la mujer. Quien al pasar los años, se frustra, al no encontrar satisfacción en su vida diaria. Unas esposas que sienten confianza en abrirse sin ser juzgadas son capaces de comunicar a sus familias sus sentimientos. Es así como observamos en las universidades, en la actualidad a mujeres y hombres, estudiando con jóvenes a su lado.
Sin embargo, la gran mayoría de las mujeres y de los hombres, temen ser juzgados por lo callan sus sentimientos. Impactando más tarde en la relación como descontento.
Las personas somos diferentes, y lo que a uno le satisface a otro no. Cada cual debe realizarse según sus deseos y capacidades. Sacrificar los sueños no es una opción  Lo que no debemos confundir es el deseo de realización personal con descuido de las responsabilidades. 
¿Quieres saber más? continúa la lectura de este post
Milagro Mendoza
Psicólogo mención clinìca
FPV 7062

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*