No a la réplica de Cueva Oscura, por Javier G. Caso (@javicasopress)

Exposición de piezas de queso gamonéu durante un certamen celebrado en Benia de Onís. FOTO: JAVIER G. CASO

No a la réplica de Cueva Oscura

La promoción del queso de gamonéu pasa por otras iniciativas

JAVIER G. CASO

Sí a la réplica de Cueva Oscura. Así titulaba el pasado viernes 12 de abril el diario La Nueva España una información de Alba Sánchez R. En la noticia se daba cuenta de una reciente visita de los miembros de la Cofradía de Amigos del Queso Gamonéu a esta gruta de maduración habilitada por el Principado de Asturias hace unos años y que utilizan los elaboradores de esta joya gastronómica. Según esa misma noticia recrear Cueva Oscura serviría como "reclamo turístico" y, a la vez, permitiría preservar el lugar de las "aglomeraciones" tal y como defienden los elaboradores de la Denominación de Origen gamonéu.
  Hasta ahí la propuesta. Y a continuación los interrogantes que, a mi juicio, la rodean. ¿Para qué una réplica? ¿No sería mejor organizar visitas guiadas y controladas, y siempre en grupos reducidos, a la cueva original? En mi opinión; salvo que la legislación en materia alimentaria o higiénico sanitaria lo prohiba. Habilitar réplicas de cuevas con pinturas rupestres tiene su lógica, sobre todo cuando no es posible visitarlas como sucede en Covaciella, o como medida dirigida a garantizar la conservación del arte rupestre. Pero este no es el caso y nada justifica que se plantee la construcción de una réplica de Cueva Oscura. Además convendría recordar que en Arenas de Cabrales hace años que funciona la Cueva Museo del queso de Cabrales, por lo que no tendría mucho sentido habilitar un equipamiento similar a escasos 15 kilómetros. Sería más de lo mismo. Y sin salir de Onís, muy cerca de Demués, existe un aula de interpretación del queso de gamonéu y museo de los pastores de los Picos de Europa. O sea, que de equipamientos vamos bien.
 Seamos originales y auténticos. Vendamos a los turistas visitas de verdad. Primero a las queserías, a los lugares donde se elabora el queso de gamonéu, tanto del puertu, como del valle, siempre desde luego contando con los queseros, que serían quienes ejercerían como guías. Y a continuación llegaría la visita a Cueva Oscura, o a cualquier otra cueva de maduración que los elaboradores utilicen y que quieran enseñar. Hace apenas dos días, y también en La Nueva España, se informaba a sus lectores que el Principado de Asturias acoge "más de 70 museos, aulas y centros de interpretación en situación de abandono e infrautilización". La noticia se titulaba "el despilfarro hecho ladrillo". No caigamos en los mismos errores, algunos de ellos repartidos por nuestra comarca del Oriente asturiano. Y dejémonos de sucedáneos. La promoción del gamonéu pasa por otras iniciativas.

 

  http://www.periodisticos.com/

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*