Morenés ve difícil distinguir un inmigrante económico de un refugiado político, por @CarlosPenedoC

AMENAZA TERRORISTA

  • Morenés destaca la dificultad de distinguir un inmigrante económico de un refugiado político
  • El ministro de Defensa considera que "nuestra sociedad está amenazada de manera brutal" por el yihadismo y habla de dar la lucha de las ideas
  • "La batalla militar la tenemos que hacer, pero la importante es de comunicación"

Carlos Penedo, Toledo. Artículo publicado originalmente en Estrella Digital.
Intervención del ministro en el Seminario de la Asociación de
Periodistas Europeos en Toledo. | APE
"La amenaza es global. Tenemos que hacer algo para garantizar un futuro a África, Asia y a nosotros mismos", ha señalado este miércoles en Toledo el Ministro de Defensa en referencia al terrorismo yihadista. "La Justicia se representa con una mujer con una balanza y también con una espada en la mano", ha añadido.
"Cuando llegué en 1996 al Ministerio de Defensa (como secretario de Estado) estábamos en Bosnia, hoy estamos (con presencia militar española) en Afganistán, Líbano, Somalia, en Malí, en Dakar (Senegal), República Centroafricana, Gabón, en Irak con 300 soldados instruyendo a las Fuerzas Armadas iraquíes, y sobre todo estamos comprometidos, somos un agente importantísimo en la estabilidad del mundo, no podemos mirar hacia otro sitio".
"El terrorismo yihadista tiene socios, organizaciones, pensamientos, capacidades que se odian entre sí, pero que se necesitan y potencian: tráfico de personas, de drogas, de armas, que financian y acompañan ese terrorismo, eso está pasando en el Sahel, en el Golfo de Guinea y en Libia", afirma Morenés.
En su opinión, "la lucha contra este fenómeno, su ideología y financiación, hay que hacerle frente de forma holística, afecta a las organizaciones financieras, las fuerzas de seguridad, las fuerzas armadas, el ámbito cultural, no se puede abordar desde un único punto de vista".
En relación con la inmigración, el ministro de Defensa ha reconocido la "inmensa dificultad en distinguir entre un inmigrante económico y un refugiado político". Lo primero que tenemos que hacer es "evitar que naufraguen, esa es la pare más humana, el resto se soluciona en los países de origen", afirma el ministro, "la cooperación con los Estados de origen es fundamental, como ha hecho España durante años con Senegal y Mauritania; en estos momentos es imposible en Libia, en Eritrea o Medio Oriente".
Si la cooperación a largo plazo no es viable en algunos lugares, la intervención militar en tierra tampoco es posible en otros. Los países más cercanos, especialmente Siria e Irak, "consideran que tienen que ser ellos los que tienen que poner orden", considera el ministro, "una resistencia importante a que una parte de esa coalición vaya a combatir", y "ese es un problema".
Al terrorismo "se le derrota con tecnología militar, con inteligencia, hasta la batalla de las ideas, de la comunicación, el combate en tierra no es la única opción", como a veces se recomienda para derrotar al Daesh en Irak, que hace justamente un año tomó la ciudad de Mósul.
El ministro de Defensa se ha preguntado cómo hay que combatir, "varios ámbitos en los que hay que estar muy atentos" y en su opinión "hay que empezar en la batalla de las ideas, una narrativa que sea capaz de contrarrestar a la que tiene el terrorismo".
Morenés ha destacado la iniciativa 5+5, foro de diálogo que une a países de las dos orillas del Mediterráneo y a la que asistió en Túnez esta misma semana. Allí, ha contado, se compartió la realidad del terror, ejemplificada en una franja de la costa Libia ocupada por el grupo terrorista Daesh que pasó en 24 horas de 150 a 200 kilómetros. La misma preocupación y amenaza ha conocido también en Singapur hace una semana.
Para el ministro nuestra sociedad "está amenaza hoy de manera brutal, hay que impedir que se siga matando, que siga controlando territorio", en referencia al Daesh.
En el Seminario Internacional de Seguridad y Defensa organizado en Toledo por la Asociación de Periodistas Europeos, centrado este año en el yihadismo, el ministro ha destacado la permanencia de esta iniciativa que acumula 27 ediciones con los periodistas Diego Carcedo y Miguel Ángel Aguilar como impulsores. "Encantado de poder hablar en España de Defensa de una manera abierta y participativa", ha afirmado.

Un centenar de detenidos esta legislatura

Por parte del Gobierno ha intervenido también en este Seminario de Toledo el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, que ha destacado que desde 2004 en España se han desarrollado 124 operaciones contra el terrorismo internacional con un total de 568 detenidos y que desde finales de 2011, han sido 38 las operaciones con un total de 104 detenidos.
Respecto a las iniciativas adoptadas por España para hacer frente a la amenaza del terrorismo yihadista, el secretario de Estado se ha referido al conjunto de medidas que enmarcadas en la Estrategia Integral Contra el Terrorismo Internacional, aprobada por el Consejo de Ministros en 2012, abarcan a una pluralidad de administraciones, organismos y servicios, todo ello, a su juicio, con un alcance social muy importante. Además de esa "respuesta multifacética", ha puesto en valor la labor del Centro de Inteligencia contra el terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), que por primera vez reúne en un mismo órgano la coordinación de los dos fenómenos delictivos más graves: el terrorismo y el crimen organizado.
Continuando en éste ámbito, Francisco Martínez ha informado sobre el crédito extraordinario de 10 millones de euros, aprobado por el Consejo de ministros el pasado mes de mayo, destinados a los servicios de Información de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para fortalecer sus capacidades y recursos para hacer frente al terrorismo yihadista, al tiempo que ha explicado que se ha incrementado la tasa de reposición de los nuevos miembros de Guardia Civil y de Policía Nacional, "lo que influye positivamente en las capacidades de reclutamiento y selección de nuevo personal de los servicios de Información".
Respecto al terreno político, el secretario de Estado se ha referido al reciente Pacto de Estado que "va a servir para afianzar la unidad en defensa de las libertades y en la lucha contra el terrorismo". En el plano normativo, ha destacado la adaptación del Código Penal a las nuevas conductas y características del siglo XXI, "convirtiendo al sistema español en uno de los más avanzados". Entre las medidas reformistas, también ha hecho referencia a la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, actualmente en trámite parlamentario que, según Martínez, va a permitir realizar con mayor seguridad y eficacia las investigaciones tecnológicas en materia de terrorismo, fundamentalmente con la regulación del agente encubierto en el mundo virtual.
Igualmente, se ha referido al reciente Reglamento de la Comisión de Vigilancia de Actividades de Financiación del Terrorismo, que "avanza en la mejora de las capacidades de España en la prevención de la utilización del sistema financiero para la comisión de las acciones terroristas".
En el terreno social y desde el ámbito de la prevPlan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización que incluye la construcción de contranarrativas y la identificación de los focos de radicalización desde una perspectiva social, educativa o de comunicación. En este mismo ámbito, ha mencionado el Programa de Intervención con Internos Yihadistas en Centros Penitenciarios, cuyo objetivo es evitar que los reclusos aprovechen su paso por prisión para reclutar nuevos adeptos, incrementar su propia radicalización y la de quienes les rodean, e incluso interrelacionarse con otras células o grupos terroristas o de delincuencia común.
ención, Francisco Martínez ha hecho hincapié en el

Sugerencias


Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*