Inicio » Blogs »

'Mindhunter': en la mente de los asesinos en serie, por @MartaLobera

 

Netflix, David Fincher y una historia sobre asesinos en serie, ¿Qué podía salir mal? Pues nada, la verdad. Resulta que Mindhunter es tan buena como nos podíamos imaginar y en sus 10 capítulos nos lleva por un interesante y escabroso camino que se adentra en la mente de algunos de los peores asesinos en serie de la historia de Estados Unidos. 

mindhunter.jpg

Mindhunter nos presenta a Holden Ford y a Bill Tench, dos agentes del FBI en plena década de los 70, que se embarcan en un novedoso proyecto para la época: estudiar las motivaciones y la psicología de los asesinos en serie más peligrosos del país.  Para ello cuentan con la ayuda de Wendy Carr, una experta psicóloga. Todo en un tiempo en el que la sociedad todavía no era capaz de comprender crímenes terribles como los que cometió Charles Manson y en la que precisamente términos como ‘asesino en serie’ no existían. Además las autoridades no estaban tan interesadas en conocer qué puede llevar a una persona a cometer asesinatos brutales, sino en encarcelar simplemente a los malos.

391_Mindhunter_103_Unit_04270R2.jpg

A través de las conversaciones con estos asesinos vamos descubriendo cómo funciona su mente, las situaciones que los han llevado a convertirse en lo que son. Y lo hacemos con la gran sutileza, elegancia y contención que caracteriza a un director como David Fincher (Seven, El club de la lucha, Zodiac), que produce y dirige esta serie. Uno de los mayores puntos a favor es precisamente este, lo bien construidas que están esas entrevistas, en las que van desmenuzando los detalles de la vida de estos criminales, que por cierto, existieron realmente. Un viaje oscuro en el que los propios protagonistas se acercan tanto a la mente de estos asesinos, que a veces sienten miedo de acabar pareciéndose a ellos.

giphy (30).gif

Entre el reparto, cabe destacar el papel de los tres protagonistas, Jonathan Groff (Looking, Glee), Anna Torv (Fringe) y Holt McCallany (Ley y Orden), que hacen un gran trabajo y terminan de dar forma a esta interesante serie. No estamos ante un thriller trepidante, sino ante una historia que se cuece a fuego lento, que va entrando poco a poco. En mi caso, me enganché desde el minuto uno, pero he leído por ahí muchos comentarios de otras personas que tardaron un poco más. Yo desde aquí os digo que le deis una oportunidad, porque el resultado final es muy interesante. Podéis ver el trailer para ir abriendo boca.

En definitiva, Mindhunter ha cumplido con las expectativas (que estaban bastante altas) y ha resultado ser una serie muy interesante, bien hecha y con un reparto que está a la altura. Netflix ya la ha renovado por una segunda temporada, así que solo queda esperar a la próxima entrega.