Militares "indignados" reivindican mejoras en su carrera profesional, por @CarlosPenedoC

Varias decenas de militares se han concentrado de paisano este sábado en Madrid. Denuncian la inoperancia del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, el órgano de interlocución creado hace dos años en el Ministerio de Defensa

Carlos Penedo. Artículo publicado originalmente en Estrella Digital.
Imagen de la manifestación, con el monumento a Daoiz y
Velarde al fondo. | AUME
Alrededor de 200 militares se han concentrado este sábado en el centro de Madrid para exigir una carrera profesional "digna y justa, sin subjetividades ni agravios", así como un nuevo régimen disciplinario que sea compatible con la "dignidad" y que elimine los arrestos y ofrezca todas las garantías a los uniformados.
Así lo han reclamado en la plaza del 2 de mayo de la capital convocados por la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), el colectivo profesional más numeroso, que ha reivindicado que los militares son también "ciudadanos", pero están "indignados" por el "radical abandono" que dicen estar padeciendo por parte del Gobierno en lo que respecta a sus condiciones laborales, profesionales y sociales.
El presidente de la asociación, Jorge Bravo, ha explicado que los últimos cambios normativos son los que han provocado esta "indignación" entre los militares. Se trata de la nueva Ley de Régimen Disciplinario y de la ya anunciada reforma del régimen transitorio de la Ley de la Carrera Militar, que actualmente se encuentra en fase de anteproyecto, aunque ya cuenta con el apoyo de los dos partidos mayoritarios.

Fracaso del Consejo de Personal

Los militares concentrados han denunciado falta de voluntad por parte del Ministerio para escuchar y atender las reivindicaciones de las asociaciones profesionales: "No se considera a las asociaciones en términos razonables y suficientes. No se nos escucha. No se nos atiende. Y tenemos mucho que decir y que aportar".
Por eso, han mostrado su decepción por el "paupérrimo resultado" que ha tenido la puesta en marcha del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, el órgano de interlocución entre el Ministerio y las asociaciones, y su "preocupación ante la falta de un compromiso real" con el trabajo que desempeña el Observatorio de la vida militar, otro organismo creado recientemente y cuya función es el análisis de la condición de militar y de la forma con que el Estado vela por los intereses de los uniformados.
El Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas es el órgano en que tiene lugar la participación de las asociaciones profesionales de miembros de las Fuerzas Armadas y su interlocución con el Ministerio de Defensa, en materias relacionadas con el estatuto y condición de militar, el ejercicio de los derechos y libertades, el régimen de personal y las condiciones de vida y trabajo en las unidades.
La creación de este Consejo fue una de las novedades de la Ley orgánica de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas de julio de 2011. Desde su creación efectiva en octubre de 2012, se reúne aproximadamente cada tres meses y su desarrollo, en opinión de las asociaciones representadas, no ha servido para canalizar las propuestas y reclamaciones de los militares.
Forman parte de este Consejo de Personal  cuatro asociaciones profesionales: Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO), Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), Asociación de Militares de Tropa y Marinería (AMTM) y Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME). Por parte del Ministerio de Defensa forman parte del Consejo de Personal el secretario general Técnico, la directora general de Personal, el director General de Reclutamiento y Enseñanza Militar, el jefe del Mando de Personal del Ejército de Tierra, el jefe de Personal de la Armada, el jefe del Mando de Personal del Ejército del Aire y los Subdirectores Generales de Personal Militar y de Enseñanza Militar.

Contra el nuevo régimen disciplinario

AUME rechaza el nuevo régimen disciplinario que se acaba de aprobar en el Congreso porque mantiene el arresto como sanción para todo tipo de faltas -ya sean leves, graves o muy graves-, considera que no existen "suficientes garantías en los procedimientos sancionadores" y no se ha tenido en cuenta la opinión de las asociaciones profesionales para su redacción. Además, con esta ley se podrán suspender manifestaciones de militares o guardias civiles.
Por todo ello, Bravo ha anunciado durante la concentración, que se ha desarrollado bajo una llovizna intermitente, que la asociación hará "lo posible" por recurrir la Ley de Régimen Disciplinario ante el Tribunal Constitucional, ya que la considera contraria a la Carta Magna, según informa Europa Press.
En cuanto a la carrera profesional, AUME denuncia "contratos basura, agravios y subjetividades"  que "perjudican gravemente las expectativas mínimas de la profesión y confiere un nuevo estatus al militar de degradación de su carrera y de su persona". Pero además, opina que existe una "falta de voluntad" por parte de las instituciones para lograr una mejora en la vida de los militares, lo que, a su juicio, queda patente con la propuesta de reforma que ha hecho el Gobierno.
En opinión de AUME, estas dos leyes siguen siendo parte de un "sistema viejo y caduco heredado del anterior régimen" y responden a las exigencias de los Estados Mayores de los Ejércitos y no a una voluntad política por "regenerar" las Fuerzas Armadas. "No podemos permanecer impasibles viendo cómo a compañeros y compañeras se les despide o se les contrata en condiciones precarias, jugándose la vida sin un futuro real y perceptible", afirma la asociación.

Sugerencias

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*