Micromomentos que suman macroresultados, por @CarlosPenedoC

  • Los smartphones y la conexión permanente reinan en el mundo digital
  • La mitad de los españoles se conecta a Internet todos los días

Artículo publicado originalmente en Estrella Digital.
Imagen: edu-babbage.blogspot.com.es
Tecnología y humanos se sobrellevan, salvo cuando se produce una revolución tecnológica como la que estamos viviendo que está cambiando los comportamientos sociales y la economía. En estos casos hay que hacer un esfuerzo para entender lo que está ocurriendo.
En palabras del consejero delegado de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, “nunca en la historia de la humanidad se ha producido una acumulación tecnológica comparable”, que está provocando hoy una revolución digital que impulsa cambios sociales y culturales, y genera nuevos modelos de negocio y creación de empresas.
En un momento de debilidad económica, y de facturación a la baja- once años en la telefonía fija y cinco ya en la móvil-, las tecnologías de la información y la comunicación –TIC- siguen creciendo en España en número de usuarios, intensidad de uso, despliegue de redes y oferta de productos y servicios, con precios en descenso. Las TIC no han querido esperar a la recuperación económica.
Más de la mitad de los españoles adultos utiliza Internet a diario. La penetración de Internet sigue creciendo y ya alcanza el 71,6%, que en cifras absolutas se traduce en que cerca de 25 millones de españoles se conectan habitualmente (el 65,8% de la población al menos una vez por semana), porcentajes que en las franjas de edad más jóvenes (entre 16 y 24 años) se disparan hasta el 95%.
Los protagonistas de esta industria inventan palabras y bautizan fenómenos nuevos porque hablan de un cambio de paradigma de uso de Internet, al pasar de conectarnos puntualmente a estar siempre conectados gracias a dispositivos móviles como el smartphone –teléfono inteligente-, lo que está cambiando nuestra forma de gestionar nuestra vida digital y analógica (sin el móvil en el bolsillo).
Ocho de cada diez teléfonos móviles que se venden en España pueden conectarse a Internet, fenómeno en el que nuestro país destaca en la UE así como en el crecimiento del uso de Internet móvil.
En el análisis de la realidad y futuro de las TIC en España ha aparecido una innovación terminológica que está marcando el presente, se hace referencia a micromomentos, tiempo encontrado, el “efecto ya” que apunta a la disponibilidad permanente del acceso a Internet. En el mundo digital que favorece la conexión hasta límites insospechados, la suma de micros parece tener grandes efectos de todo tipo, comerciales, de información, de pequeños apoyos dispersos que se unen para impulsar proyectos personales, culturales o empresariales.
Imagen: rizomatica.net
La Fundación Telefónica acaba de presentar -15 de enero- su informe anual sobre La sociedad de la información en España 2013, uno de los mejores esfuerzos que se realiza para intentar detectar tendencias y además realizado por un operador que pone interés en el objetivo porque de lo acertada de sus previsiones dependerán los ingresos futuros. Para contrarrestar ese posible interés comercial habría que aplicar al lector –y al periodista- un factor de protección 30, aunque nos podemos beneficiar del análisis y datos que la empresa pone al acceso común.
Aquí nueve tendencias, algunas ya consolidadas, las últimas solo entrevistas.
  • Contenidos digitales: el contenido es el rey en este mundo digital, los generados por los usuarios (redes sociales, blogs) o por empresas, como un periódico digital. La facturación del sector de los contenidos digitales en España supera los 8.000 millones de euros anuales.  Dentro de esta industria, el sector más relevante es el sector audiovisual (radio y televisión) responsable del 43,6% de la facturación total de la industria, seguido por la producción de cine y vídeo (28,2%), la publicidad online (10,5%), la publicación de libros y prensa (8,3%), los videojuegos (5,8%) y la grabación de sonido y edición digital (2,2%). La televisión se está haciendo social y multipantalla. Así, en el cómputo de audiencias, los grandes operadores integran el share social como un parámetro más que cuenta a la hora de ofertar sus productos y contenidos a sus anunciantes.
  • Conexión en movilidad: el teléfono inteligente es el rey, y la venta de tabletas alcanzará este año a la de ordenadores portátiles. Hoy existen ya en España 26 millones de móviles con Internet, un crecimiento de usuarios del 30% en el último año. La conclusión es la ubicuidad en el acceso, podemos conectarnos desde cualquier sitio, y por tanto esta movilidad es lo más novedoso y registra el mayor crecimiento, pero siempre es importante recordar que la mayor parte de muestra vida digital continúa estando delante del ordenador de sobremesa o de sobrerrodillas. El 63% del tiempo total digital se sigue llevando a cabo desde el ordenador y el 83% de sus usuarios todavía lo consideran como el dispositivo más adecuado para aplicaciones que tengan que ver con la productividad. Más que una competencia entre el ordenador personal y el smartphone, se ha de entender que hay una complementariedad y que el móvil aporta nuevas posibilidades y permite a las aplicaciones llegar a más gente (aumenta el alcance). 
  • Micro-uso compartido. La importancia de sumar micros. Las nuevas tecnologías permiten que aumente el número de actores que intervienen en una iniciativa. El impacto del smartphone está cambiando la forma de comunicarse y nuestros hábitos, “la fragmentación de las actividades e incluso la realización de micro-actividades es una de las características de esta nueva forma de comportamiento”, nos dice Telefónica, que utiliza también la poética expresión de “tiempo encontrado” para referirse a la gestión de nuestra vida digital haciendo uso también de micro-momentos que antes se desaprovechaban (cuando esperamos un medio de transporte, caminando o en otra actividad y nos conectamos a redes sociales, enviamos mensajes o buscamos una dirección en Internet). En este mismo contexto se sitúan otras tendencias como la micro-financiación de proyectos (crowdfunding), el uso compartido de bienes entre particulares (se intercambian o comparten casas, vehículos, el propio tiempo o habilidades). En algunos casos se llega a una especia de trueque digital, que responde por una parte a la crisis y la necesidad de aprovechar mejor los recursos; pero también a un reforzado sentimiento de comunidad.  De hecho ya se habla de un cambio en el paradigma de consumo y algunos expertos en marketing, como la investigadora Rachel Boost, autora de “Lo mío es tuyo”, sostiene que en el futuro la economía no se basará en unidades de compra, sino en unidades de uso.  
    Imagen: digitalbusinessrevolution.es
  • Redes ultrarrápidas y compartidas: a diferencia de la red eléctrica, única, las operadoras de telecomunicaciones venían implantado redes propias, hasta ahora. Una importante novedad es que en 2013 han compartido inversiones en redes de nueva generación y su uso. El aumento del consumo de datos, la conexión multiplataforma y móvil a Internet, y los contenidos cada vez más pesados, principalmente audiovisuales, obligan al despliegue de nuevas redes. Aquí encontramos la nueva tecnología LTE en móvil y el desarrollo de la fibra óptica en la red fija (Telefónica ha duplicado número de clientes en el último año).
  • Multipantallas, multiacceso, acceso a contenidos desde distintas pantallas o dispositivos. La televisión se mueve hacia un consumo más individual a través de móviles o tabletas, frente al carácter colectivo de otros dispositivos de mayor tamaño. El mundo digital bascula entre lo individual y lo social: la proliferación de dispositivos personales restringe el consumo a su propietario (veo la televisión en solitario en lugar de con la familia), pero al mismo tiempo se comparte la experiencia y se interactúa en redes sociales mientras se está viendo el programa. El resultado es la fragmentación y la transformación de las audiencias, junto a un reciente problema en su medición, ya que los sistemas convencionales no dan cuenta de la multiplicidad de canales por hogares.
  • Administración: la sanidad y la educación son las áreas de actividad donde el uso de Internet está aumentando su impacto sobre el ciudadano. Más de 365 millones de trámites con la Administración General del Estado se registraron por vía electrónica, un 66% del total y cuatro puntos más que un año antes, donde encontramos búsquedas de información, la bajada de un formulario o la gestión electrónica del trámite. Ello permitió a España situarse por primera vez por encima de la media europea en número de usuarios de la eAdministración, con un 45% de ciudadanos que interactuaron con las Administraciones Públicas a través de Internet. Este 2014 se aprobará una nueva ley general de telecomunicaciones, actualmente en trámite parlamentario, que afectará a todo el sector, también a la Administración.
    Imagen: lauravbarros.blogspot.com.es
  • Comercio electrónico: supera anualmente en España los 12.000 millones de euros, con un crecimiento el último ejercicio del 15%, aunque nuestro país aún se sitúa por debajo de la media europea. Más allá de la venta directa, la red desempeña un papel insustituible como método de búsqueda e información. Por otra parte, ligando comercio electrónico y movilidad, los smartphones están favoreciendo las compras no previstas a través del móvil, podríamos hablar de compras compulsivas, si bien normalmente de productos o servicios no de excesivo coste. Las experiencias de tarjetas monedero o de pago con el móvil no han tenido el éxito esperado. Una salida probable por parte de los operadores es que estos micro-pagos sean cargados en la factura telefónica.
  • Educación online: los Cursos Online Masivos y Abiertos (MOOC) en los grados superiores, y la llamada mochila digital en la educación primaria y secundaria son los nuevos paradigmas del uso de las nuevas tecnologías. La gratuidad de los cursos, la apertura total de los contenidos y la interacción entre los participantes, además del aval de prestigiosas instituciones educativas caracterizan a los MOOC que permiten acceder a más de 100.000 alumnos por curso. Por mochila digital se entiende el conjunto de contenidos y materiales educativos digitales que los alumnos utilizan en los entornos virtuales de aprendizaje para desarrollar las actividades educativas tanto en el aula como fuera de ella. Actualmente se encuentra en fase piloto con 3.000 alumnos en 45 colegios de Castilla- La Mancha y se espera que la experiencia se extienda a todo el territorio nacional en 2014.
  • Internet de las cosas: una de las principales novedades de este año es la que se refiere a la inteligencia para llevar, los conocidos como wearables, ropa y complementos conectables y con capacidad de procesar información. Durante 2013 se ha producido el lanzamiento, en forma comercial o simplemente experimental, de un gran número de dispositivos que el usuario lleva encima, pero que son capaces de ofrecer información en tiempo real al usuario (las famosas gafas de Google, los relojes inteligentes).  También en el ámbito de la salud encontramos este tipo de dispositivos que miden la actividad física o la tensión, que existen desde hace tiempo pero es ahora cuando su uso se está popularizando.  En este apartado de tendencias potenciales se sitúa también la revolución digital en la propia fabricación, con nuevas tecnologías como la impresión 3D.

    Imagen: Timerine.com
Dice el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, Emilio Gilolmo, que “nos encaminamos ante un camino sin retorno que vamos recorriendo cada vez a mayor velocidad; sin un destino concreto, cuanto más avanzamos, más nos sorprendemos”. Como exploradores, operadoras y ciudadanos andamos descubriendo novedades en el mundo digital “con la ilusión de soñar con un mundo lleno de nuevas posibilidades”. Es una forma elegante de decir que las empresas buscan negocio y los individuos abrir horizontes personales o profesionales. En el equilibrio, todos ganamos.

Sugerencias

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*