Michael Schenker: Fiabilidad germana a las seis cuerdas, por @renacerelectric

Nacido en 1955, Michael Schenker, el guitarrista natural de la Baja Sajonia, es a día de hoy una de las leyendas vivientes de la guitarra eléctrica, un músico único y un creador imaginativo, sorprendente. El próximo 2 de junio le tendremos actuando en Madrid, por lo que Renacer Eléctrico ha querido pasar un rato con tan importante instrumentista para preguntarle por su CD Temple Of Rock y la gira que del mismo está realizando.

A lo largo de tu carrera, ya sea con bandas como Scorpions, UFO o tu Michael Schenker Group, has grabado álbumes que son sin lugar a dudas historia dorada de géneros como el rock, el hard rock o el heavy metal; igualmente, y ya firmando con tu nombre, has editado preciosos LPs acústicos... Por todo ello, ¿por qué dirías que el rock and roll vuelve a ser la gran baza de tu vida en la actualidad?

No sé lo que ha pasado pero de alguna manera decidí que era el momento de regresar al lazo del rock and roll. La primera parte de mi carrera estaba completamente enfocada en desarrollarme cual guitarrista, pura excelencia y expresión propia; la segunda parte, cuando comencé con el Michael Schenker Group, el asunto iba más de experimentar y evolucionar tanto a nivel musical como personal. Ahora siento el impulso del rock and roll, que me ha atrapado con su lazo, celebrando así la era del rock hecho a mano.

¿Existe alguna razón concreta por la que escogieses tres vocalistas diferentes para las diversas etapas de tu nuevo tour? Me refiero a Robin McAuley, Doogie White y Michael Voss.

Cuando comencé las grabaciones de mi álbum Temple Of Rock no estaba completamente seguro de lo que iba a ser, aunque rápidamente lo desarrollé para darle forma. Michael Voss, con el que había hablado para que me echase una mano como guía para las partes vocales de la primera maqueta de este disco, terminó cantando en casi toda la grabación. Luego, y tras tener a William Shatner dentro del proyecto para que hiciese la introducción del álbum, salió la idea de preguntar a músicos de mi pasado si estarían interesados en formar parte de esto. Robin se interesó de inmediato y cantó en uno de los temas; sobre Doogie, cantante con el que me había cruzado en varias ocasiones, pensé que sería un gran vocalista para tenerlo en el proyecto. Escribí una nueva canción para él, la que terminaría siendo “Before The Devil Knows You’re Dead”. Cuando finalmente estuve listo para iniciar la gira, resultó que Michael Voss había firmado un contrato en solitario y no estaba disponible, por lo que le pregunté a Robin si le gustaría hacer la gira estadounidense como cantante de la banda. Doogie estaba disponible para las fechas europeas y Voss para los conciertos japoneses. Esta es la razón de todo. Desde entonces, desde que se escribió Temple Of Rock, hemos compuesto un nuevo trabajo titulado Bridge The Gap; en el mismo, que saldrá en noviembre, estará Doogie White, Herman Rarebell, Francis Buchholz, Wayne Findlay y yo. Es un disco rápido, duro y pesado, un gran álbum.

Por cierto, y hablando de giras y conciertos, ¿prefieres tocar en grandes festivales al aire libre o en recintos cerrados?

Prefiero un gran escenario por razones de sonido. Es siempre fantástico tocar en grandes lugares con mucha gente, pero me tengo que acostumbrar a actuar en lugares más pequeños debido a que la música que hago no es comercial y, además, cada vez me apetece más estar cerca de mi audiencia.

Volviendo a Temple Of Rock, me sigo preguntando de dónde salió todo el concepto de la obra musical.

Como te decía, no tengo ni idea de cómo será un álbum o de lo que tratará; es cuando lo voy adelantando, desarrollándolo, el momento en el que comienza a aparecer la cumbre de la obra. De alguna forma, diría que es el final de una era. Siempre he escrito la música sacándola de mi interior, donde mis pensamientos serían las Santas Escrituras y mi cuerpo el templo. Así llegué hasta Temple Of Rock y el sello discográfico fue el que dio con la portada para el disco.

¿Es tu buena relación con tus seguidores algo que ya das por hecho o sigue siendo una meta por la que trabajar día a día?

Amo a mi público. Son mis seguidores más incondicionales y han estado ahí por mucho tiempo; crecieron conmigo. Es un poco como que todos formásemos parte del alma del grupo, pues entienden lo que estoy haciendo y eso te hace sentir realmente bien, hace que lo disfrutes. Sólo tengo que ser yo mismo y ellos siempre me comprenden.

Echando la vista atrás, ¿qué sientes al pensar en un LP como Lovedrive y en canciones del corte de "Another Piece Of Meat", "Coast To Coast" o la misma "Lovedrive"?

Lovedrive resultó un momento muy especial para mí pues pude ayudar a mi hermano con mis habilidades musicales, dándole al álbum lo que había perdido. Acababa de dejar a UFO y Matthias Jabs, que estaba recién llegado a Scorpions, aún no se veía preparado para afrontar un disco entero. Por lo tanto, yo añadí mi toque y funcionó de una manera mágica. Las canciones compuestas por Klaus, Herman y Rudolf eran muy buenas pero carecían de ciertas melodías y solos de rock. Adoro seguir tocando estas canciones en la actualidad.

por Sergio Guillén

Acerca de @Periodisticos 7542 Articles
Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*