Mi belén, por Carlos Matías (@carlosmatiasb)

Mis queridos amigos, tengo puesto en mi casa un Belén a la medida de nuestros días, con José, con María, con el Niño Jesús… Con Montoro, Ana Botella, Gallardón… No le falta detalle.

La Sagrada Familia ha dejado de llamarse “Misterio”, porque existen otros mayores. Sin ir más lejos nosotros mismos, porque no me negaréis que con la que está cayéndonos encima no es una verdadera incógnita que aún nos queden ganas de celebrar algo.

El Espíritu Santo ha dejado de encarnarse en Paloma. Ahora es un dron de esos no tripulados, porque se ha hartado de que cada vez que sobrevuela Somalia, Siria, Sudán, Irak, Egipto, Pakistán y tantos otros lugares del mundo la acribillen a balazos. Ahora está negociando una oferta para trabajar como repartidor de libros en Amazon, pero la Tercera Persona Trinitaria quiere regalar Biblias, Testamentos (Nuevos y Viejos) y otros Libros Sagrados con el reparto y Jeff Bezos, fundador de la librería virtual, dice que eso dispara los gastos.

La Virgen ha dado a luz al Niño sin necesidad de que Gallardón le prohíba abortar, porque no pensaba hacerlo, y la alcaldesa de Belén,Ana Botella, se ha vestido de posadera y no quiere que José y María duerman en su portal porque son pobres.

Melchor, el mayor de los Reyes Magos, se ríe cuando Fátima Báñez, ministra de Trabajo, le habla de la jubilación a los 70 años. Él, que lleva veinte siglos viajando cada Navidad desde Oriente cargado de regalos…

Gaspar, el Rey Mago mediano, quiere un GPS, porque dice que ya es delito tener que molestar siempre a la Estrella para que les guíe y no perderse.

Baltasar, el más joven de los Reyes, ha recibido un e-mail del intérprete de Obama. Le pide una recomendación para entrar a trabajar en la ONU y Baltasar ha dicho que sí “porque total, ahí nadie se entiende”.

Los Tres Reyes Magos adoran al Niño, pero sólo con dos presentes, incienso y mirra, porque el oro se lo ha quitado Montoro a Baltasar, a quien ha asaltado vestido de pastorcito y camuflado entre las ovejas de Arias Cañete, vendedor de yogures caducados. Y el ministro del Interior, Jorge Fernández, le ha dicho al Rey Negro que no se queje; que como se chive al Niño, le repatrian en una patera de vuelta.

Nerón se ha hecho ministro de Justicia y en vez de quemar Roma se dedica a provocar toda clase de incendios. Ahora se llama Alberto.

Judas se ha hecho del PSOE y está preparándole la soga a Rubalcaba. Aunque también le ha tomado medidas al cuello de Carmen Chacón, Eduardo Madina y cualquier otro que no se llame Susana y hable con acento andaluz.

Herodes y Barrabás se han hecho del PP y han llegado a ministros mientras Pilatos dice que ahora es gallego. Hizo oposiciones a registrador de la propiedad y, aunque no ha ejercido nunca, a base de lavarse las manos ha llegado a presidir nuestro Gobierno.

Y yo aquí estoy. Pensándome si decirle a Baltasar que me unto betún y me hago pasar por él si pretenden expatriarle, porque aunque me manden a África no voy a estar peor que en España, que es una merienda de negros.

¡Feliz Navidad!

 


Carlos Matías es periodista y 'web-xplorador' de la Nueva Comunicación digital de las personas, emprendedores, profesionales, pymes y microempresas.
Editor de TusMedios.es

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*