Memorias de una becaria 9/365, por Lola Hierro (@NabiaOrebia)

Ya soy legal. Hoy me han dado la copia de mi ¿contrato? Dice que tengo que trabajar en el horario que me digan, no especifica un tope de horas, pero sí de sueldo. Estar en la semana de ser redactora web implica no salir prácticamente de la redacción, pero a cambio, te enteras de todo. Hoy me he aprendido de memoria la entrevista que Ana Rosa le ha hecho a Esperanza Aguirre. La he “escupido” (etimología: Skup, que es como twitter pero de El País) enterita en la web del periódico. Me he reído muchísimo mientras la contaba minuto a minuto. La Espe diciendo “Pobre Camps, por unos trajes la que le montaron”, o “A Ana Botella la engañaron para firmar contra el desmantelamiento de la Princesa, le dijeron que iba a cerrar”, o “Los políticos tenemos que ser intachables y además parecerlo” o “En mi partido deberían quererme, pero no me quieren”. También ha hecho alusión a las mamandurrias, pero no recuerdo ahora el contexto. Qué mujer. La parte dura de la jornada ha sido contar la trifulca entre la policía y unos jubilados que protestaban frente a una sucursal de Bankia por la estafa de las preferentes. Y esto no es cosa de becaria (o sí, cosa de karma), pero tengo que contar que hoy he vuelto a nacer porque esta noche se me ha caído una lámpara de cristal encima y he sobrevivido.

Con contrato, digo convenio

Con contrato, digo convenio

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*