Memorias de una becaria 5/365, por Lola Hierro (@NabiaOrebia)

Cuando un día libre se convierte en un día de trabajo y ese día de trabajo se convierte en un día de placer. Porque en el teatro Fernán Gómez están a puntito de estrenar Los habitantes de la casa deshabitada, obra de Jardiel Poncela. Y yo tenía que ir a ver qué se cuece. Y vaya si se cuece. Risas, muchas risas. Un Pepe Viyuela y una Paloma Paso Jardiel (sí, es familia: nieta) que son imbatibles. Un Juanjo Seoane al mando del timón de la producción que es un valiente por hacer frente a una producción con tantos actores cuando las cosas están ahora tan negras para el teatro. Se merecen el éxito. Ya lo han ganado en el año que llevan girando por España. Por otro lado, qué experiencia entrevistar a Viyuela,  y comprobar su campechanía en estado puro. Es igual de buenazo que en su papel de Chema, el tendero de la serie Aída. Dan ganas de pegarle un abrazo. Si me vuelvo a cruzar con él, le pido que me haga el número de la escalera o el de la silla plegable.

IMG_0057

Costillo + Lola con Pepe. Una foto para el recuerdo.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*