Memorias de una becaria 11/365, por Lola Hierro (@NabiaOrebia)

No tener responsabilidades de jefe o de redactor hecho y derecho y poder salir un viernes a las tres de la tarde para ir al cumpleaños de una niña muy especial es bien. Un viernes, a decir verdad, demasiado tranquilo en la ciudad. Salvo el perrete perdido por los túneles del metro, las inclemencias temporales y una Espe que se repitió como el chorizo en Los desayunos de TVE, prácticamente no hubo nada reseñable.

Tras esta puerta había 15 niños de 5 años con sobredosis de azúcar

Tras esta puerta había 15 niños de 5 años con sobredosis de azúcar

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*