Más represión contra periodistas en Argentina, por @FeSPeriodistas

Decenas de informadores fueron heridos ayer, de diversa consideración, por las policías que tuvieron “como blanco predilecto a las y los trabajadores de prensa”.

Tras la multitudinaria manifestación de ayer frente al Parlamento argentino en Buenos Aires y su represión por parte de las policías Federal, de la Ciudad y la Gendarmería Nacional, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) denuncia la masiva agresión a los trabajadores de la comunicación.

El SiPreBA denuncia que “las balas de goma disparadas por las fuerzas represivas en todo el microcentro tuvieron otra vez como blanco predilecto a las y los trabajadores de prensa. JuanPablo Barrientos, fotógrafo de la revista Cítrica, recibió más de veinte balazos de goma. Agustín Gulman, periodista del portal Big Bang News, recibió cinco balazos a quemarropa. Cuatro reporteros gráficos de Página/12 terminaron heridos. Adrián Pérez recibió tres balazos de goma. Gonzalo Martínez recibió balazos en un brazo y un tobillo. Bernardino Avila recibió un golpe en la cabeza por el que debieron suturarlo con cinco puntos. Y Leandro Teysseire, que ya había sido baleado el jueves pasado, terminó con un profundo corte en la cara.

A Silvina Rouvier, camarógrafa del portal La García, la policía le voló un diente de un perdigonazo. También fueron heridos por balas de goma de policías y gendarmes la fotógrafa Bárbara Leiva, del portal Notas; Ignacio Petunchi, fotógrafo del diario Ambito Financiero; Matías Castelli, cronista de Telefé; Mariano Rinaldi, de Radio Latina; Julio Rodríguez, de Radio 10, y Nacho Levy, de La Garganta Poderosa. Lucas Molinari, intgrante de Radio Gráfica, recibió una balazo de goma sobre un ojo. Sebastián Hacher, editor de Cosecha Roja, fue herido en la cabeza. También resultaron heridas Ayelen Rodríguez, fotoperiodista colaboradora de Marcha Noticias y Stephanie Malen Zambrano, fotoperiodista del colectivo de fotógrafxs Fuenteovejuna recibió 6 balazos de goma.

Otros trabajadores de prensa fueron víctimas de cobardes agresiones de grupos marginales. Julio Bazán, del canal TN, fue perseguido y sufrió una patada por la espalda cuando intentaba refugiarse en una estación de subtes. También sufrieron ataques los periodistas de TN/Canal 13 Martín González, Sebastián Domenech yCecilia Insigna.

Recibieron golpes el camarógrafo Matías Carrizo, de Crónica TV, los periodistas José Parejo, Romina Mohr y Diego Reyes, de Canal 9, y Mauro Fulco, de C5N. Por otro lado, sufrieron roturas y ataques los móviles de TN/Canal 13 y de la TV Pública.

La represión se complemento con persecuciones y detenciones generalizadas, que no discriminaron a los trabajadores de medios de comunicación. Se trata de los compañeros Diego Murrone, Francisco Scarzella, Damián Cejas, Juan Pedro Ovalle, Lorena Sfeir y Luna Lillo, todos de FM La Patriada; de Gustavo Figueredo, trabajador gráfico del Diario Popular, y un compañero de la Cooperativa Gráfica del Pueblo.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*