Más de 175.000 muertos en conflictos armados en 2014, por @CarlosPenedoC

MENOS GUERRAS, MÁS VÍCTIMAS
El total de fallecidos en el último año en conflictos armados en todo el mundo ha crecido un 35% en comparación con 2013, con Oriente Próximo y Siria como principal foco de víctimas. Entre las novedades, Ucrania

Carlos Penedo. Artículo publicado originalmente en Estrella Digital.
Mural (el gato) del artista anónimo
callejero Banksy en Gaza.
El año 2014 ha sido especialmente letal por el número de víctimas mortales en conflictos armados en todo el planeta, a pesar de que el número de guerras ha disminuido, según indicadores ofrecidos por el británico Instituto Internacional de Estudios Estratégicos -IISS-, lo que implica que la violencia de los que permanecen ha sido más intensa.
Este think tank contabiliza durante el último año 176.000 muertes como consecuencia de conflictos abiertos, con un importante incremento en relación con los 113.000 de 2013.
El principal crecimiento se localiza en Oriente Próximo, principalmente por las consecuencias de la guerra civil en Siria, que se cobró la vida en 2014 de 80.000 personas, frente a 49.000 de un año antes.
En ese área destaca también la irrupción del grupo autodenominado Estado Islámico, como responsable del incremento de las víctimas mortales en Irak, que sumaron alrededor de 20.000 y más que duplicó las víctimas de 2013.
El IISS destaca en su informe que por primera vez en una década las víctimas en Europa se han disparado. El Instituto recoge cifras de Naciones Unidas de al menos 5.300 muertos en Ucrania desde abril de 2013, donde milicias separatistas prorrusas luchan contra fuerzas gubernamentales en el este del país. Más de 1.000 víctimas mortales se han producido desde el alto el fuego firmado en septiembre de 2014.
Los conflictos en África han contribuido también al incremento de las cifras mundiales. Alrededor de 10.000 víctimas se ha cobrado en 2014 el conflicto en Nigeria relacionado con la insurgencia radical islamista, mientras que en la República Centroafricana más de 5.000 personas fueron asesinadas en la violencia sectaria entre los rebeldes musulmanes Seleka y las milicias cristianas y animistas denominadas anti-Balaka. Naciones Unidas contabiliza por su parte otros 5.000 muertos en Sudán del Sur, y apunta a que la falta de progresos políticos en la resolución de estos tres conflictos africanos puede elevar el balance sangriento aún más en este 2015.

Millones de desplazados y refugiados

Las víctimas mortales que causan los conflictos se ven acompañadas además por grandes desplazamientos de población. Un informe reciente del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados indicaba que los conflictos provocaron sólo en el primer semestre de 2014 alrededor de 5,5 millones de personas desplazadas, de ellas 1,4 millones cruzaron fronteras internacionales y el resto tuvo que huir dentro de sus propios países. El número total de desplazados se estima en 46,3 millones de personas en todo el mundo en 2014.
Mural del artista anónimo callejero Banksy en Gaza.
Los datos del IISS también recogen un alto número de víctimas mortales en México y Centroamérica -alrededor de 15.000 en ambos casos-, como consecuencia de la actividad de grupos criminales que , si bien no persiguen objetivos políticos, sí han provocado el despliegue de fuerzas armadas y conflictos a una escala que, según el Instituto, amenaza incluso la estabilidad nacional de esos países.
En Asia, los conflictos localizados en Afganistán y el noroeste de Pakistán se cobraron en 2014 más de 10.000 vidas, con un crecimiento significativo en relación con 2013 que en el caso de Afganistán se relaciona con la retirada de la mayor parte de la presencia militar extranjera de su territorio.
Por su parte, las víctimas relacionadas con la insurgencia en la región china de Xinjiang se duplicaron en el último año hasta 400, entre ataques terroristas y la respuesta de las autoridades estatales.
El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos resalta la dificultad de recoger datos fiables en la mayor parte de los conflictos, con cifras discrepantes según la fuente. En cualquier caso aseguran que las cifras ofrecidas son estimaciones conservadoras y procedentes de fuentes abiertas.

Sugerencias





Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*