Marifé de Triana: copla y vida, por Míriam Martín (@MiriMartin_)

“Se cayó la gran Torre de Arena y arte que construyó mi Marifé de Triana. Me despierto esta mañana con esta mala noticia que son tres puñales’, le leía a primera hora de la mañana a Miguel Poveda en Twitter e, inevitablemente, me contagiaba de la pena del cantaor y gran aficionado a la copla.

La voz de María Felisa Martínez López “se ha ido apagando poquito a poco, como una velita” esta madrugada en el Hospital Internacional Xanit de Benalmádena (Málaga). Nacida en 1936 en la localidad sevillana de Burguillos, pasó su infancia en el barrio de Triana, del que tomó su nombre artístico. A los 11 años se subió por primera vez a un escenario y grabó su primer disco en 1956. Tras una vida dedicada a la música y la interpretación, Marifé de Triana ha fallecido a la edad de 76 años víctima de un cáncer.

 

Marife-de-Triana

 

Considerada por la crítica “la actriz de la canción”, interpretó más de 400 temas durante su dilatada trayectoria profesional. En su repertorio destacan muchas de las coplas compuestas por el trío Quintero-León-Quiroga: ‘María de la O’, ‘La encrucijá’, ‘Quién dijo pena” o ‘La loba’ son solo algunos de sus grandes éxitos. El legado de “la reina de la copla”, que ha traspasado generaciones, pervive actualmente gracias a la joven generación que forman Diana Navarro, Pastora Soler y Joana Jiménez, entre otra/os.

 

0001296276_560x560_jpg000

 

Era una niña cuando escuché por primera vez aquello de “todo es mentira, todo es quimera, todo es delirio de mi dolor”. Esa conclusión me atrapó de tal manera, que irremediablemente despertó mi interés hacia este género musical al que antes sucumbieron mi madre y mis abuelas. Y despertó, por supuesto, mi admiración por uno de sus máximos exponentes al que hoy le dedico unas palabras.

Artista imprescindible de la canción española, llevó a cabo actuaciones exorbitantes como la que recomiendo a continuación (atención a a partir del minuto 4′). He aquí la fuerza, la elegancia, el temperamento y el derroche de arte de la genuina Marifé de Triana:

 

 

No sé ustedes, pero, ante tal derroche de arte, a mí no se me ocurre otra cosa que exclamar: “¡Te he de aplaudir mientras viva, Marifé, y hasta después que me muera!”.

 

 

*Texto: Míriam Martín, @MiriMartin_

*Fuente: rtve.es

Archivado en: Música, Uncategorized

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*