Maneras rápidas para relajarnos en sólo 15 minutos

El estrés y las prisas son dos de los trastornos que más nos afectan a día de hoy. Y es que parece que no tenemos tiempo para hacer nada; pero aprendiendo a tomarse la vida de otra forma, con calma y paciencia, podremos conseguir nuestros objetivos. Por fortuna, hemos preparado estos consejos que nos ayudarán a relajarnos lo más rápido posible:

Haz algo que te divierta: Una sencilla forma de relajarse es hacer algo que nos guste, como una especie de remanso de paz en medio de la tempestad. Puede ser tumbarnos a descansar, hacer un deporte para descargar adrenalina, utilizar un juego tragaperras, etc. No importa lo que sea, pero nos tiene que gustar.

Anda: La manera más rápida de relajarnos ante una crisis de ansiedad o de estrés es levantarnos y ponernos a andar durante un mínimo de 5 minutos. Esto lo deberíamos de hacer solos, por nuestra cuenta. Así podrás ver tu situación desde fuera y podrás relajarte al experimentar la soledad, prestando atención a lo que ocurre, pero al mismo tiempo viendo el problema con perspectiva.

Respira: Para relajarte puede no hacer falta más que trabajar en respiraciones profundas y lentas, desde la zona del estómago, mientras sientes cómo va pasando el aire por tu organismo. También puede trabajar en respiraciones alternando cada parte de la nariz, con el objetivo de incrementar el torrente de oxígeno en nuestro cerebro.

Abstráete: Evadir tu mente, o “soñar despierto”, puede ayudarte a reducir tu nivel de estrés. Para ello puedes pensar en cosas agradables e imaginarte en una situación idílica, en lo que vamos a hacer cuando estemos de vacaciones, o con esa persona con la que tan bien estamos juntos. Es como viajar a una realidad alternativa que nos ayuda a reducir la tensión.

Desconecta: Apaga el teléfono móvil, el ordenador, o cualquier otro componente electrónico que te absorba. Aunque tan sólo lo hagas durante unos minutos puede ser clave para ayudarte a conseguir una cierta sensación de libertad. Sobre todo, deberías desconectar las horas antes de ir a la cama.

Escucha música: Escuchar música también puede ser muy beneficioso para la salud, para ayudarnos a conciliar el sueño, o para hacer más llevadero el trabajo. Cuando escuchamos una canción que nos gusta se activa la dopamina, que hace que estemos mejor.

Con estas técnicas necesitaremos muy poco tiempo para relajarnos.

 

Acerca de @Periodisticos 7600 Articles
Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*