Madrid acoge la primera cumbre de aeronaves no tripuladas, por @BorjaDiazMerry

   Los vehículos aéreos no tripulados han llegado por fin a la primera línea informativa con la celebración de la primera cumbre sobre UAV en Madrid, el foro UNVEX12, organizado por IDS, la compañía que edita Infodefensa, e inaugurado por el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles.
   Empresas aeronáuticas internacionales y nacionales, acompañadas por universidades con proyectos interesantes en materia de sistemas sin piloto, han expuesto por boca de sus principales protagonistas sus programas más avanzados y las iniciativas aún en fase de desarrollo en una exposición estática y en una serie de conferencias culminada con una jornada de exhibición de vuelos en el aeródromo Air Marugán (Segovia).

Prototipo de UAV Tauro, desarrollado por el INTA, La Trinchera Informativa

   Compañías de la talla de Boeing, Cassidian, Navantia, Thales, MBDA, Bae Systems, Indra y Tekplus han exhibido sus programas más ambiciosos junto a proyectos de firmas más noveles, como NitroFirex, una de las sorpresas de UNVEX12 con sus sistema de aviones no tripulados especializados en extinción de incendios de noche.
    Cassidian ha llevado a la feria su helicóptero no tripulado Copter City, diseñado para despegar y aterrizar en áreas reducidas, Tekplus ha exhibido su programa estrella, el Centauro, una aeronave de ala rotatoria por la que ya se han interesado países como Francia y Brasil, e  Indra ha captado la atención de los más de 1.500 asistentes con el primer helicóptero no tripulado certificado en España, el Pelícano, el único 'rotor' español que ha demostrado sus capacidades ante más de un centenar de invitados y periodistas en la exhibición aérea celebrada en el aeródromo segoviano.

Helicóptero no tripulado Centauro, de Tekplus,  La Trinchera Informativa

   La jornada de vuelos, que tenía previstas las demostraciones de ocho UAV, algo inédito en España hasta la fecha, ha quedado marcada por la lluvia y la niebla pero también ha permitido comprobar la eficacia de tres programas de calado en condiciones claramente adversas: el avión ligero ALO, desarrollado por el INTA, que ha transmitido imágenes nítidas en directo, el  Copter City, todo un lujo de Cassidian por el amplio abanico de soluciones que ofrece en el campo militar y el civil, y el ya mencionado Pelícano, de Indra, que ha mostrado estabilidad y fiabilidad en vuelo, despuegue y aterrizaje. 

Helicóptero no tripulado Pelícano, desarrollado por  Indra , La Trinchera Informativa

   Fuentes del sector industrial de Defensa han explicado a La Trinchera que la versión del  Pelícano para uso de fuerzas terrestres ya está preparada para su comercialización a nivel nacional e internacional y que la versión naval --especialmente adaptada a la Armada española al ser capaz de operar desde fragatas de las series F80 y F100 y desde sus dos portaaeronaves-- se encuentra en la fase final de desarrollo, tras comprobar su capacidad para volar con combustible pesado, y estará disponible para el mercado en breve.
     UNVEX12 ha contado también con protagonistas del Gobierno, representados por el 'número dos' del Ministerio de Defensa, Pedro Argüelles, y el director general de la Policía, Ignacio Cosidó. El gesto les honra porque se trata de un sector estratégico para el crecimiento tecnológico militar y civil en España, sólo falta que el Ejecutivo plasme ese respaldo con cifras en contratos. España sólo dispone en la actualidad de un sistema de UAV Searcher, de la compañía israelí IAI, actualmente en servicio en la misión en Afganistán, y, afortunadamente, de los programas desarrollados por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), una institución imprescindible que debería estar blindada ante los recortes presupuestarios provocados por la crisis. 
   El INTA ha sido uno de los protagonistas de UNVEX12 con proyectos como el avión ligero no tripulado  ALO, impecable en su participación en la exhibición aérea de Marugán, y otras iniciativas que aún tienen que exhibirse en demostraciones, como el prototipo de UAV Tauro, el 'hermano menor' del programa de helicóptero convertible en avión HADA, quizá la más ambiciosa apuesta del centro tecnológico español. 
   La Trinchera ha quedado gratamente sorprendida por la apuesta presentada por NitroFirex, una empresa española que abandera el primer sistema de aviones no tripulados con capacidad para intervenir con varios aparatos de forma simultánea de noche en extinción de incendios.

Maqueta del avión no tripulado de extinción de incendios de NitroFirex, La Trinchera Informativa  

   El proyecto, aún en fase de desarrollo, busca ahora financiación y puede ser una iniciativa revolucionaria en el sector de los UAV si logra situar su producto con un precio competitivo. La idea es sencilla a la par que efectiva: un sistema basado en aviones no tripulados de cinco metros de longitud y con 2.500 litros de agua o agente extintor como carga de pago que pueden ser apilados para su transporte en módulos de dos unidades y que se lanzan desde un avión de transporte como las cargas paracaidistas. El proyecto promete, ahora sólo queda que el mercado apueste por el sistema. 
    UNVEX12 también ha permitido conocer en detalle, con las explicaciones de sus promotores, los programas de universidades punteras y de empresas que lideran proyectos de vehículos terrestres no tripulados, esenciales, por ejemplo, en el área de desactivación de explosivos, y ha contado con la participación y el respaldo de revistas especializadas de la talla de Fuerzas Militares del Mundo, Fuerzas de Seguridad y Defensa, Avión Revue y War Heat.

Avión no tripulado desarrollado por la Universidad de Sevilla, La Trinchera Informativa

   En definitiva, tras la primera edición celebrada en 2010, UNVEX ha sido un escaparate excepcional para que las empresas aeronáuticas consolidadas y las emergentes exhiban sus grandes apuestas, los programas en curso y los que aún están en fase más embrionaria, y para que las universidades, por vez primera, expongan los resultados de sus proyectos. 
   Ha llegado la hora de que los vehículos aéreos no tripulados dejen de ser concebidos como una apuesta de futuro para el sector civil y militar. Son una realidad del presente, por la que el Gobierno y el Ministerio de Defensa deben apostar fuerte. Las Fuerzas Armadas lo necesitan. Su crecimiento tecnológico y operativo dependen de los drones. Sin su desarrollo y empleo en misiones reales, los tres ejércitos no podrán continuar en primera línea en Europa y en la comunidad internacional. Hay que superar la ausencia de un marco de regulación en el espacio aéreo español y dar paso a las aeronaves sin piloto. 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*