Los reporteros de guerra están hechos de otra pasta, por @LorenaCan0

Hace unos minutos la reportera Mayte Carrasco, y el fotoperiodista Samuel Aranda (premio World Press Photo 2011), ambos dedicados a cubrir conflictos armados, han compartido sus experiencias, sus consejos y sus impresiones en el coloquio Friends Of Talent. Y sólo puedo decir una cosa: los reporteros de guerra están hechos de otra pasta.

 

Ambos trabajadores freelance, han contado desde cómo pagan los gastos que supone cubrir una guerra, hasta cómo deciden qué conflicto cubrir o cómo actúan en mitad de un bombardeo para tener siempre presente que están ahí para informar. Esto es lo que han contado:

 

 

Pregunta: ¿Es difícil ser freelance?

 

Samuel Aranda: “Si alguien aquí quiere ofrecerme entrar en nómina después de esto, luego hablamos (risas). Es muy difícil conseguir un contrato, y bueno, de esta manera eres un poco más libre sobre la manera de trabajar. Ahora tengo la opción de proponer temas y de que me escuchen”.

 

Mayte Carrasco: “La profesión del periodista es una carrera de fondo. Porque vayas a una guerra con 22 años y te publiquen tres fotos no significa que vayas a vivir del periodismo para siempre. Hay que estudiar mucho, trabajar muy duro y sacrificar muchas cosas. Por eso hay que creer en esto y tener mucha vocación”.

 

Pregunta: Tal y como está la crisis en el periodismo, ¿hay que saber de todo para seguir en esta profesión?

 

Mayte Carrasco

Mayte Carrasco: “No. Yo sé escribir y contar. He tenido que grabar para sobrevivir, y bueno, pues sufre la calidad de la noticia”

 

Samuel Aranda: “Yo soy muy crítico. Me gustaría saber que significa la crisis del periodismo, a nivel global. Porque yo he tenido reuniones en medios españoles y ahora tienen más beneficios que en 2004. Pero te vas fuera, y por ejemplo en The New York Times, ves que están reestructurando y apostando más por la calidad. Por ejemplo, que un fotógrafo vaya acompañado de un periodista. Yo creo que aquí, en España, llegará el momento en el que se apostará por la calidad”

 

Pregunta: ¿Por qué en España es diferente la situación de los periodistas?

 

Mayte Carrasco: “Aquí el periodismo sufre la guerra entre la izquierda y la derecha. En los medios se ve perfectamente de qué lado son, y se premia incluso a los que echan a periodistas de cadenas públicas porque “se le veía el plumero”. Además, en Francia por ejemplo, Le Monde cita a Le Figaró sin problema, cosa que en España nunca se ve que El País cite a El Mundo, o viceversa. En España no se premia al periodista objetivo. Sólo se le compra cuando habla de internacional y no toca la política española. Además de que un periodista que es precario es más manejable”.

 

Samuel Aranda

Pregunta: ¿Es Google un rival para un reportero freelance?

 

Mayte Carrasco: “El gran problema es internet y lo que está pasando ahí con el periodismo. El lenguaje del periodismo se ha adaptado a internet, y no al revés”.

 

Samuel Aranda realizó para The New York Times el reportaje fotográfico "En España, austeridad y hambre" en el que retrata la realidad de los sectores más desfavorecidos y las protestas ciudadanas en España desde el comienzo de la crisis. Muchos medios españoles le criticaron duramente por dar mala imagen de la "Marca España". Sobre este tema, Aranda ha comentado que “tiempo después, Cáritas sacó un estudio sobre la situación del país, con datos más duros, y esos mismos medios, dos semanas más tarde, alertaban de la situación de España. ¿Porqué se nos crítica a los de fuera? No se entiende”.

 

Pregunta: ¿Cómo organizáis la cobertura de un conflicto?

 

Mayte Carrasco: “Lo más importante es llegar lo antes posible, antes de que cierren las fronteras. Desde Siria viajo con una mochila, dos camisetas y poco más. Por razones de seguridad me pongo hiyab para no llamar la atención. Intento vestirme como se viste la gente en esos países, y prepararme sobre el conflicto, porque cada uno es completamente diferente, aunque los sentimientos de fuerza, de miedo a la muerte o de ganas de sobrevivir, son los mismos. Tienes que saber quién es quién, conocer los bandos y buscar a traductores que te ayuden”

 

Foto ganadores del World Press Photo 2011. Samuel Aranda.

Pregunta: ¿Habéis tenido miedo alguna vez durante un conflicto?

 

Samuel Aranda: “Para mí lo más duro es ver lo que importa una víctima dependiendo del bando en el que vaya. La vida humana tiene un valor diferente, dependiendo del lado del que estés”

 

Mayte Carrasco: “Muchas veces. En las revoluciones árabes, desde que empezaron en Egipto, he pasado miedo en varias ocasiones, pero sobre todo en Homs. Como el momento en el que hirieron a Roberto Fraile. Estaban cayendo 500 bombas al día. Da mucho miedo. Recuerdo el dormir y despertarme con la primera bomba a las 6 de la mañana, y saber que ese día iba a morir mucha gente inocente. Y sin que nadie haga nada”.

 

Pregunta: Sin periodismo no hay democracia, ¿llega eso a la gente en la calle?

 

Samuel Aranda: “No lo sé, cada uno tendrá su opinión. Cualquier profesión tiene su importancia en la sociedad, y no creo que seamos tan diferentes de un bombero o un policía, en términos de riesgo. Y a ellos no les dan premios, ni les invitan a conferencias”

 

Mayte Carrasco: “Lo importante es que el periodista corre la misma suerte que la población local. El año pasado murieron 90 periodistas. Los conflictos, y las condiciones precarias, han cambiado. Pero creo que el periodismo es muy necesario. Por ejemplo, el 22 febrero se lleva a cabo una campaña llamada “A day without news”. ¿Qué pasaría si no llegaran noticias durante todo un día? En España nos miramos demasiado el ombligo, y sólo hablamos de que estamos muy mal. Hay que ver más allá, hay que apreciar la vida y la suerte que tenemos. Yo he aprendido de los sirios de esa fuerza interior para salir adelante”

 

Pregunta: ¿Qué opináis de las redes sociales para comunica?

 

Samuel Aranda: “Yo creo que son modas. Cuando empezó Twitter se puso muy de moda coger fotos de ahí. Pero ahora ya casi nadie coge noticias de Twitter, y menos los medios serios. Son modas y al final yo creo que la gente escoge calidad”

 

Mayte Carrasco: “Los ciudadanos de esta manera cuenta cosas gratis, y los medios lo han visto como un filón. Un periodista ciudadano no existe, es un testigo de la realidad. Pero eso no le hace periodista. Un periodista es un profesional, que ha estudiado y se ha comprometido con la ciudadanía en contrastar todos los puntos de vista y dar una visión global. Como dice un amigo, Twitter es la barra de un bar. Y los medios ahí se han perdido. Pero hay que volver al camino del periodismo real”

 

Pregunta: ¿Hay que negarse a trabajar sin cobrar?

 

Samuel Aranda: "Cuando tienes 18 años, tienes mucha ilusión por publicar, por ver tu nombre en la noticia. Entiendo que haya un periodo de prácticas. Pero después tienes que profesionalizarlo. Trabajar gratis es tirar piedras sobre tu propio tejado. Creo que muchas veces somos nuestros propios enemigos, pensando en que es difícil ir a algo mejor. Y no, hay que intentarlo”

 

Pregunta: ¿Qué aporta la mirada de una mujer en la guerra?

 

Mayte Carrasco: “Lo mismo que la de un hombre. El gran problema está cuando regresas. Cuándo ves que todas las páginas de opinión están escritas por hombres. Al principio sólo me invitaban a sitios para hablar sobre la reportera de guerra en zona de conflicto, y yo decía: ¿por qué no me invitáis para hablar sobre Afganistán? Y en el grupo de reporteras de guerra nos damos cuenta de que aún hay mucho machismo. También en las redacciones españolas, sobre todo para enviar a mujeres con hijos. Y es que es toda una ventaja. Porque, por ejemplo, en los países árabes muchas veces podemos entrar al mundo de las mujeres, hablar con ellas, y eso no es fácil. Y es que muchas veces me dicen: 'Mayte, mira que estás loca'. Y yo me pregunto: ¿Por qué Jon Sistiaga tiene muchos cojones y yo soy una loca?”

 

 

Durante el turno de preguntas, entre las cuestiones planteadas, su opinión sobre las nuevas labores del periodista, la precariedad de la profesión o los momentos más duros han sido las más destacadas.

 

Pregunta asistente: ¿Qué os supone trabajar de manera precaria?

 

Mayte Carrasco: “Ser precario te impide pagarte un hotel más seguro o pagar más “cash” en un chek point, algo que te puede salvar la vida”. Por suerte contamos con Reporteros sin Fronteros que nos ayudan mucho con los temas de chalecos antibalas y esas cosas.

 

Pregunta asistente: ¿Creéis que es importante manejarse como community manager?

 

Mayte Carrasco: “Lo del community manager a mí no me llama nada la atención. Soy más de pisar el terreno. Pero puede ser una salida, aunque no para el reporterismo de guerra”

 

Pregunta asistente: Para Samuel, ¿qué foto se te ha quedado grabada?

 

Samuel Aranda: “Como yo no entiendo este trabajo sin involucrándome con la gente, hubo una época en Gaza, donde viví una temporada bastante larga, que vi lo que vale una vida dependiendo del bando en el que estés. Ese puede ser el momento más frustrante que he vivido”

 

Pregunta asistente: ¿Cuándo decides salir de una guerra?

 

Mayte Carasco: “En Siria iba para una semana y me quedé mes y medio porque cerraron las fronteras. En Malí terminé porque había mucha tensión, no teníamos mucho de comer, y me fui porque estaba muy cansada”.

 

Pregunta asistente: ¿Seguís el trabajo de compañeros españoles?

 

Mayte Carasco: "Sí, claro. A Ramón Lobo, Gervasio Sánchez…"

Samuel Aranda: “Si Ramón Lobo fuera americano tendría varios Pulitzer, y aquí le han echado de El País”.

 

 

Hablando sobre una de las experiencias de una de las asistentes en un conflicto en América Latina, Samuel Aranda aprovecha para definir lo que para él es un terrorista. “Hamas, en Gaza, los islamistas en Yemen…es muy fácil poner el término de “terroristas”, pero hay muchos matices. Hay gente que, por ejemplo, no quiere saber nada de los occidentales. Algo normal si llega a un avión americano y mata a tu hijo, y claro, ahí ¿quién es el terrorista?”

 

Por último, Mayte Carrasco lanza un mensaje a todos los periodistas.“Pedimos un colegio profesional como los médicos o los abogados, donde haya que colegiarse, y parece imposible. Es vergonzoso que este país sea así. Tenemos que unirnos de verdad. Y cuando Rajoy hable a través de una pantalla, bajar las cámaras. Y hay que negarse a trabajar sin cobrar. Decid no, porque os va a dar el prestigio. Haceros valer, porque valéis mucho. Eso hay que enseñarlo y hay que cobrarlo. Hacemos una función pública, somos un pilar de la democracia y hay que unirse”.

 

2 Comments

Responder a Lorena Cano Cancelar la respuesta

Su dirección de email no será pública.


*