Los mejores desastres financieros de una cartera de inversiones, por Joan Anglada (@themoneyglory)

Los lectores históricos de The Money Glory habrán observado que abandoné la publicación de la evolución de “Valkyria”. Una cartera de inversiones basada en los análisis publicados en la página. Como consecuencia de distintos imprevistos, malas decisiones, y algunos desastres financieros, borré premeditadamente su rastro.

Podría parecer una decisión maquiavélica: malos resultados, desaparición de datos… No sería el primer inversor que ventila sus éxitos en medio de una cena con amigos, a la vez que las pérdidas le están cavando un agujero descomunal en su cuenta.

Aunque no he hecho referencia directa a la cartera, he intentado dar un seguimiento de la mayoría de posiciones. Las nuevas, las que mantengo y las que he cerrado. No directamente, creo que mi opinión se ha reflejado a través de distintos análisis y comentarios publicados.

Entiendo que seguir el hilo de esta forma es complicado. Por eso, cerrado el año 2016, aprovecho para hacer un resumen exhaustivo de como ha ido la historia.

Inversiones a largo plazo

De la antigua Valkyria solo quedan tres empresas: Cable One, PayPal y SunEdison. No hay previsión de vender ninguna de las tres marcas en un futuro.

Sigo revisando puntualmente sus datos a través de los informes financieros. De estas, las dos primeras se han ganado el papel de inversión a largo plazo por su modelo de negocio – televisión por cable y pagos vía Internet -, estabilidad financiera y, por supuesto, potencial.

SunEdison es otra historia. Una “maría” de la cartera.

Esta multinacional fue el resultado de la euforia de las inversiones en energías renovables, elevado a otro nivel, que se acabó estrellándose. El momento culminante fue el anuncio del concurso de acreedores más grande de la historia de una empresa no financiera.

"SunEdison Files for Chapter 11 Bankruptcy Protection" en DealBook

Si hubiera prestado atención a la gestión me habría ahorrado los malos mayores que ha provocado SunEdison en los últimos años. A medida que la empresa aumentaba de dimensión, gracias a una acumulación de deuda desmedida, las expectativas crecieron. El precio de la acción aumentó de los 15 a los 35 dólares, duplicando el valor. Aquél era el momento ideal para recuperar la inversión inicial!

Pero no fue así.

Descuidando estos detalles del día a día, SunEdison, la mejor posición de la cartera, registró la mayor pérdida de los años 2015 y 2016. Un desastre con palabras mayúsculas. De ganancias extraordinarias, he pasado a mantener unos títulos en situación de concurso, esperando una resolución favorable…

Civeo, Tribune… los desastres financieros

Si hay un nombre que recoge distintos errores de inversión, este se llama Civeo.

A través de los informes del hedge fund Greenlight Capital llegué hasta esta empresa, especializada en proveer viviendas para los trabajadores en yacimientos de minerales o petróleo. Se trataba de un spin-off de Oil International States, en el contexto de transformación empresarial, incentivada por el elevado precio del petróleo.

Primer error. Respaldarme únicamente en la selección de un hedge fund y no verificarl con posteriores estudios. Lo mismo que me pasó con SunEdison: mismo hedge fund, misma decisión.

Durante esta misma época publiqué distintos análisis de pequeñas empresas de fracking. El alto precio del petróleo permitía que pequeños emprendedores, con alguna licencia de perforación y una mínima inversión inicial mayor de lo eficiente, pudieran aspirar a tener beneficios. Por otro lado, había compañías que su fuente de ingresos tenía su origen en la actividad de explotación sino en secundarias como la especulación con las licencias.

Segundo error. Los datos demostraban que había una burbuja en el sector energético. Aún así, no supe trasladar este conocimiento a otras inversiones (SunEdison y Civeo). Lo limité a los proyectos de fracking.

Como resultado, las acciones de Civeo cayeron estrepitosamente. De 25 a 1 dólar por título. Decididamente, una vez leído el balance de la empresa seguí comprando acciones. Ya que, según mi mal criterio, su valor contable se encontraba muy por encima del precio de mercado.

Tercer error (y el peor de todos). Apliqué mal la teoría del value investing, limitándome a leer un balance de situación. De otra forma, estudiando la evolución de los resultados, los cash flows y el entorno competitivo de Civeo, me habría dado cuenta que el escenario pintaba mucho peor de lo que parecía entonces.

Gráfico Cotización Civeo - 10/02/2017

Actualmente Civeo se está comportando como un penny stock, con movimientos de un 10% arriba y un 10% abajo, el día siguiente. Como dicen “el dinero no tiene memoria” y por eso está en mi punto de mira, después de estudiarla en profundidad durante años. Pero aún duelen las heridas y, por esta razón, la continúo observando desde la barrera.

Además de esta compañía, también me retiré Tribune Media Corporation y Tessera Technology. La primera con peores resultados que la segunda, aunque su futuro prometía ser mucho mejor.

Los inversores de Tribune Media Corporation han sido las víctimas de la destrucción de un valor. La empresa lo tenía todo: un segmento de negocio de retransmisión de televisión que funcionaba, inversiones en canales de contenidos que actualmente tienen éxito y un timing fantástico de transformación empresarial. Una larga lista de inversiones inmobiliarias podían dar la nota para construir un nuevo proyecto.

La dirección pero, prefirió desmantelar la empresa. Por cada inmueble que se vendió, se pagó un dividendo extraordinario. O, lo que es lo mismo, no sabían que hacer con el dinero! Mientras, el canal de cable – uno de sus segmentos – seguía perdiendo dinero y la suma de sus partes era un desastre. El precio de la acción de Tribune Media, como no podía ser de otra manera, se resintió reduciéndose a la mitad.

Estas derrotas me condujeron a una modificación de algunas tácticas, aunque la estrategia sigue siendo la misma: comprar un buen negocio a un precio barato. Y una de las mejores maneras es cuando un negocio se transforma. Pero los objetivos, como explicaré otro día, han pasado a ser más simples y su revisión más exhaustiva.

The post Los mejores desastres financieros de una cartera de inversiones appeared first on The Money Glory.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*