Los medios españoles desprecian al fotoperiodismo, por @FeSPeriodistas

El SPC-FeSP denuncia que cada vez hay menos fotoperiodistas en plantilla y que muchos medios abusan de los falsos autónomos en fraude de ley.

En un comunicado difundido hoy, el  Sindicat de Periodistes de Catalunya / Sindicat de Professionals de la Comunicació (SPC-FeSP) expresa “la tendencia creciente en los medios de comunicación a despreciar la labor de los fotoperiodistas y a degradar sus condiciones laborales. Esta situación hace tiempo que se produce pero se ha evidenciado todavía más a raíz de los últimos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que ha habido en varios medios o, simplemente, despidos en la sección de fotografía.

Tal como explica el mismo colectivo de fotoperiodistes, cada vez hay más publicaciones que prescinden de los fotógrafos en plantilla convirtiéndolos en autónomos pero que, en realidad, lo son en fraude de ley porque son falsos/as colaboradores/as. Actualmente en Catalunya hay ocho diarios –cuatro en papel y cuatro más que son exclusivamente digitales– sin fotoperiodistas en plantilla .

En cambio, en la prensa catalana (agencias de noticias incluidas) hay entre 12 y 15 fotoperiodistas en situación irregular como falsos autónomos. El SPC no cuestiona la figura del colaborador/a –a pesar de que seguimos reivindicando la regulación de esta figura laboral como lo está en otros países de nuestro entorno, como Francia, Italia o Portugal– porque es inherente a la profesión. Pero coincidimos con los fotoperiodistas que actualmente muchos medios están abusando y vulnerando la ley. El sindicato reclama a las autoridades laborales una actuación más firme y decidida de la Inspección de Trabajo para acabar con las irregularidades.

Pero además, hay varias publicaciones que prescinden de los profesionales de la imagen y presionan al personal de redacción para que asuma la tarea con equipos inadecuados. El SPC reclama a las empresas de comunicación que si quieren hacer periodismo de calidad, tienen que disponer de los profesionales adecuados para cada tarea. Muchos medios presionan hasta al chantaje -con la amenaza de la pérdida del puesto de trabajo- a redactores y redactoras que se nieguen a hacer fotografías y esta es una práctica que va en detrimento de la calidad de la información.

También pedimos a los compañeros y compañeras, que allí donde sea posible y a través de la negociación colectiva se defienda la necesidad de profesionales de la imagen para hacer un mejor periodismo. El sindicato es consciente que sobre esta cuestión es necesario abrir un debate en la profesión para encontrar fórmulas para reclamar conjuntamente a los responsables de los medios soluciones satisfactorias a este problema.

Al mismo tiempo, queremos denunciar la práctica incipiente de algunos medios de obligar a los y las fotoperiodistas a ser no sólo autónomos/se, sino serlo a través de una sociedad mercantil constituida por ellos/as mismos/as para que así sea más difícil establecer la relación laboral si se es falso/a colaborador/a. El SPC rechaza esta estrategia y estudiará las fórmulas jurídicas para erradicar estas prácticas.

Esta dinámica de degradación de la imagen en muchos medios también se evidencia en el hecho en que hay nueve diarios y agencias -más la totalidad de diarios digitales- sin la figura del editor/a gráfico/a o, en todo caso, sólo con uno/a experto/a en la materia que implica que cuando este libra, el medio no tenga ninguno/a. Esta tarea se acaba haciendo desde las redacciones por personas sin la experiencia de los profesionales de la imagen.

En este sentido, el SPC hace un llamamiento a los compañeros y compañeras de redacción para que defiendan la necesidad de la calidad de la imagen como un elemento indisoluble del conjunto de la información. La excusa que a veces se da 'que no hay ningún fotógrafo' para asumir la realización de una fotografía no es creíble porque responde únicamente a la voluntad de las empresas de no dar a la imagen la importancia que le corresponde. La defensa del derecho a la información de la ciudadanía -tarea primordial del periodismo- no diferencia entre los diferentes elementos que pueden formar de la pieza informativa -texto, imagen, infografía, voz...- y, por lo tanto, la obligación es defenderlo todo como un único elemento a disposición de los usuarios del medio.

El sindicato también se añade finalmente a otras denuncias que hace el colectivo de fotoperiodistes catalanes cómo es el hecho que algunas empresas de prensa se intercambian fotografías sin ninguna comunicación a los autores de la imagen que –para más juego sucio de estas empresas– a menudo son colaboradores/as. Otra situación a eliminar es el hecho que todavía hay medios que en Internet 'roban' fotografías, sin citar autoría ni, mucho menos, pagar por el uso de la imagen. La precarización creciente de este colectivo también se traduce en las tarifas cada vez más bajas –a veces incluso ridículas y/o testimoniales– que muchos medios pagan por las imágenes que publican.

En este sentido reivindicamos –de acuerdo con el pentadecálogo de «15 acciones para un periodismo digno» aprobado por la Asamblea Abierta de Periodistas del pasado 11 de noviembre– que las tarifas de los colaboradores de los medios de comunicación sean negociadas e incorporadas a los convenios colectivos y publicadas en las páginas web de los respectivos medios.

También asumimos los manifiestos hechos por el colectivo de fotoperiodistes 'Por un periodismo digno'. Manifiesto en apoyo a las personas afectadas por la ERO salvaje del diario Sport –de diciembre de 2017– y O Calidad o nada, del 15 de mayo de este año.”

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*