Los interlocutores de Felipe VI, por Carlos Matías (@carlosmatiasb)

Podría empezar diciendo que si Felipe de Borbón convocase un referéndum para revalidarse como Felipe VI de España, muy probablemente lo ganaría. Podría empezar diciendo que los españoles ya le votamos como rey, al aprobar la Constitución en 1978. Podría decir que si los que hoy exigen un referéndum niegan la legitimidad de aquel voto, dentro de 35 años y medio el suyo también caducará por idénticas razones y así podríamos seguir, indefinidamente hasta el delirio. Podría…

Izquierda Unida no es heredera del Partido Comunista, sino de la FAI”… “Hemos enseñado a nuestros jóvenes a tuitear, pero no a pensar lo que tuitean”… Dos frases lapidarias, pronunciadas en las últimas horas por dos hombres tan poco sospechosos de ser de derechas como Joaquín Leguina y Juan Carlos Rodríguez Ibarra, retratan el triste panorama del momento.

A Juan Carlos Rodríguez Ibarra le han tildado de “abuelo cebolleta” porque, dicen, se prodiga en dar consejos dogmáticos, fuera de los cuales sólo está el caos. No dudo de la inteligencia de quienes afirman tal cosa, pero sí de su mala memoria, porque Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ex presidente socialista de la Junta de Extremadura, profesor jubilado y actual consejero de Estado, fue el artífice de que, bajo su presidencia (24 años ganando elecciones), Extremadura experimentase un desarrollo y unos cambios socioeconómicos sin precedentes. Siempre ha sido un “barón” incómodo para su partido, por manifestar alto y claro algunas opiniones tan sinceras como políticamente incorrectas, como el porquero de Agamenón.

A Joaquín Leguina no le ocurre como a Rodríguez Ibarra y no le insultan demasiado últimamente. Pero le han hecho algo peor. Le han arrinconado y su mayor cruz es que ahora se les escucha y se le respeta más en la derecha que en la izquierda, aunque él siga militando fielmente en la Agrupación Socialista Madrileña.

Creo que ambos tienen una riqueza intelectual por encima de la media y ambos hablan desde la autoridad que les da su gran experiencia. Pero ni el uno ni el otro son ya los mejores interlocutores para el próximo Rey, Felipe VI, por razones de edad. Rodríguez Ibarra tiene 66 años. Joaquín Leguina acaba de cumplir 73.

Ahora que Juan Carlos da paso a su hijo porque es tiempo de los jóvenes y las nuevas generaciones, los partidos políticos deberían de tomar buena nota del gesto y buscar interlocutores coetáneos para el nuevo Rey, que sube al trono con 46 años.

Necesitamos líderes jóvenes, savia nueva y, sobre todo, ideas nuevas. Sin embargo, el nuevo Rey Felipe tendrá que seguir entendiéndose con Mariano Rajoy, que es el presidente del Gobierno, porque dudo mucho que el líder del Partido Popular, 59 años, haya pensado ni por un solo momento cesar al Gobierno en pleno una vez coronado Felipe y convocar nuevas elecciones generales ante el nuevo periodo que comienza en nuestro país.

Si por algún extraño milagro esto ocurriera, Rajoy tiene en Soraya Sáenz de Santamaría, su vicepresidenta y estrecha colaboradora del Gobierno (estrecha y muy eficaz) a una buena candidata para el relevo. Soraya va a cumplir 41 años en cuestión de días. Porque, puesto a buscar “savia nueva” e ideas nuevas, también podría mirar Rajoy en las Nuevas Generaciones del PP, que preside Beatriz Jurado, senadora, cordobesa y con sólo 31 años. Pero Beatriz es partidaria del aborto, aunque sólo sea “en algunas circunstancias” y eso no la deja en buen lugar, sobre todo para Alberto Ruiz Gallardón (57 años).

En el PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general saliente y líder de la Oposición (saliente también, se supone), cumplirá 63 años en julio. Elena Valenciano, vicesecretaria general, tiene 54 años. Pero ha protagonizado la mayor catástrofe electoral de su partido en los últimos comicios europeos. Carmen Chacón, ex diputada, ex ministra de Vivienda, ex ministra de Defensa y, últimamente, ex aspirante a la secretaría general del PSOE, tiene 43 años. Pero ha vuelto a refugiarse en el exilio de Miami (Estados Unidos), como los cubanos anticastristas.

En Izquierda Unida, Cayo Lara, coordinador general, tiene 62 años. Y Alberto Garzón, diputado y político de moda, cumplirá 29 años el próximo octubre. Uno por exceso y otro por defecto no parecen los mejores interlocutores para Felipe VI. Además, Garzón acaba de publicar “La Tercera República” en Ediciones Península, que ha salido a la venta el día después de que Juan Carlos I anunciase su abdicación. Casualidades de la vida. Para que luego se enfaden cuando Leguina recuerda cómo el legendario Partido Comunista de España con Santiago Carrillo y La Pasionaria en el Comité Central fueron capaces de aceptar la Monarquía y asumir la bandera rojigualda como propia, y cómo la Izquierda Unida de hoy se parece más a la Federación Anarquista Ibérica (FAI). Ibérica, y paradójicamente carpetovetónica, añadiría yo.

A otras formaciones políticas les ocurre algo parecido. Albert Rivera, líder de Ciudadanos, cumplirá 35 años y Rosa Díez, líder de UPyD (Unión Progreso y Democracia) tiene 62. Iñigo Urkullu, lehendakari del Gobierno Vasco y presidente del Euzkadi Buru Batzar del Partido Nacionalista Vasco (PNV), cumplirá 53 años en septiembre. Y Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña y de Convergencia i Unión, tiene 57 años y es el más destacado secesionista de los últimos tiempos.

Con estos mimbres tendrá que reinar Felipe VI hasta que llegue esa generación joven, con caras nuevas e ideas renovadas. Hoy tiene gente clamando por un referéndum sobre la Monarquía y no aceptan a un jefe de Estado monarca porque ellos no han votado este sistema. Por esa regla de tres, yo que tampoco he votado el Código de Circulación y nadie me ha consultado, ¿por qué tengo que respetar los semáforos?

Deseo que esta generación que está por llegar sea capaz de adaptarse a los nuevos tiempos. Pero, por favor, que sea gente cuyo pensamiento político completo sea algo más que un simple ‘tuit’. Porque… ¡Vaya tela..!

 


Carlos Matías es periodista y 'web-xplorador' de la Nueva Comunicación digital de las personas, emprendedores, profesionales, pymes y microempresas.
Editor de TusMedios.es

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*