¿Los hombres son todos iguales?, por @MilagroMendoza

Una de las situaciones màs desvastadoras es la desiluciòn amorosa. Las expectativas no cumplidas, el rompimiento o el abandono sin explicaciòn alguna hace muy dificil la recuperaciòn emocional en la persona abanonada o traicionada.
 
El silencio màs que un latigo de la indiferencia, es la prolongaciòn de la herida causada.
Alejarse sin un porquè es una conducta cobarde e inmadura. Muestra el irrespeto a la otra persona.
 
Toda persona necesita realizar el cierre de las situaciones pasadas. Cuando quedan rendijas abiertas el proceso de recuperaciòn se trunca por la falsa expectativa de recuperar lo pèrdido. mina la autoconfianza de la ex pareja, y se inicia un ciclo de repetir la misma experiencia, con distintos personajes. De alli surge la frase: "Todos los hombres son iguales".
 
En este punto, es vàlido preguntarse: ¿Porque repito una y otra vez la misma experiencia? ¿acaso no significa que el hombre es irresponsable y le gusta flirtear sin amar?.
 
Tal pensamiento, con el correr del tiempo se instala en una creencia atrincherada. Y el repetir, la misma experiencia, parece dar la razòn a quien termina creyendo que los hombres son todos iguales.
 
Una decepciòn amorosa es siempre una herida que sangra cuando se desconoce el por què fallò. Dificil de superar, por las esperanzas de la reconciliaciòn, y el dolor inflingido. Aumentando la angustia, la confusiòn y las conductas repetitivas ante situaciones similares.
 
La primera reacciòn de la persona con el corazòn roto, en este caso, el de la mujer. Es llenar ese vacio con otra persona. "Un clavo saca otro clavo" dice el refràn popular. Sin embargo, aqui no es valedero.
 
Luego de una decepciòn amorosa es importante comprender lo que paso y el porquè. De lo contrario, se repetiràn situaciones que actùan como espejo para ser reparadas o reestructuradas cen la vida.

El espejo sirve para apreciar la belleza fìsica, o atributos, asi como las debilidades que requieren atenciòn para presentar una imagen agradable. En la vida, aparecen situaciones o personas que como espejos revelan la actitud y el proceder la persona ante ciertas situaciones, como: relaciones de pareja, laborales o de amistad.
 
En las relaciones de pareja, las personas o situaciones espejo descubren ante la persona perspicaz sus debilidades, el tipo de apego y manera de relacionarse con otra persona. Detectar si es manipulable o el manipulador, obsesivo o celoso, las respuestas emocionales discordantes son reveladas en estas relaciones.
 
Es un error entrar a una nueva relacion sin sanar las heridas pasadas. A la nueva persona se le pasa la factura que pertenece a otro. El negarnos admitir nuestra responsabilidad o las fallas propias por concentrarnos en las de la ex pareja son el caldo de cultivo para repetir la misma historia.

Las experiencias pasadas se superan.

 
Sanar la misma herida abierta vez tras vez, es un proceso doloro y liberador. Libra del resentimiento, el odio, y la decepciòn.
 
Toda herida abierta, lleva su tiempo para sanar y forma una costra que  luego se limpia, dejando una cicatriz. Las heridas emocionales o del alma, nos dejan la cicatriz de la experiencia. ¿Amargura o sabiduria para detectar situaciones riesgosas y protegerse? Depende de tì.
 
La mujer que sana las heridas de un corazòn roto, antes de relacionarse, descubrirà que no todos los hombres son iguales.
 
 
Si requieres ayuda para superar una ruptura amorosa, contactame o a un psicòlogo federado.
 
Autora: Lic. Milagro Mendoza Twitter:@MilagroMendoza email: psi-milagromendoza@hotmail.com

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*