“Los hijos de buena estirpe” arruinaron Telemadrid… pero se libraron del ERE, por @salvemostelema

telemadrid_hijos_estirpe

En 1983 un entonces joven diputado de Alianza Popular en el Parlamento gallego, Mariano Rajoy Brey , escribía estas cosas en el Faro de Vigo:

“Ya en épocas remotas –existen en este sentido textos del siglo VI antes de Jesucristo- se afirmaba como verdad indiscutible, que la estirpe determina al hombre, tanto en lo físico como en lo psíquico. Y estos conocimientos que el hombre tenía intuitivamente –era un hecho objetivo que los hijos de “buena estirpe”, superaban a los demás- han sido confirmados más adelante por la ciencia”.

De esos “hijos de buena estirpe” a los que se refiere Rajoy sabemos mucho en Telemadrid. De la mano de Esperanza Aguirre, ex condesa de Murillo y actual condesa de Bornos y Grande de España, tomaron esta empresa pública a finales de 2003 como si fuera su cortijo particular e hicieron de su capa un sayo con el dinero público de Telemadrid. Y sin control.

Gente como los sucesivos directores generales de telemadrid Manuel Soriano, Isabel Linares y José Antonio Sánchez. O el subdirector general Ángel Martín Vizcaíno o el director de informativos Agustín de Grado.

Lo contaba esta semana InfoLibre:

“El Gobierno de Aguirre multiplicó por cuatro el límite máximo de contratación del director de Telemadrid sin la autorización del consejo de administración, que en 2005 pasó de 150.000 a 600.000 euros. La cadena autonómica firmó numerosos contratos con Buruaga, Cerezo o Garci por debajo del nuevo importe fijado por Aguirre, evitando así el control de los consejeros. Y En 2007 se relajaron aún más los controles: el consejo delegó en una Comisión Delegada la autorización de los gastos superiores a 600.000 euros “.

Un saqueo en toda regla según InfoLIbre. El dinero se fue a chorros hacia el Atlético de Madrid de Cerezo, las películas de Garci, Los “Madrid Opina” de Buruaga, las “cosas” de Dragó… y el sueldo de los directivos y tertulianos varios. La deuda de Telemadrid creció al mismo ritmo que la audiencia se hundía lastrada por la zafia y partidista manipulación informativa de “los hijos de buena estirpe” colocados digitalmente en los servicios informativos.

Y cuando la ubre de Telemadrid se secó, al amparo de unas “razones económicas” de las que ellos eran los únicos responsables diseñaron, aprobaron y ejecutaron un brutal ERE que puso en la calle a 861 trabajadores. Pero claro, “los hijos de buena estirpe” de Telemadrid se libraron del ERE y conservaron sus despachos, cargos y sueldos íntegros. De momento.

Porque nosotros seguimos peleando por cambiar las cosas. Empeñados en que el Tribunal Supremo haga justicia y nos devuelva los empleos arrebatados ilegalmente. Y convencidos de que otra Telemadrid es posible. Un servicio público plural, democrático e independiente. Dónde quepan todos y se informe con rigor y veracidad. Y donde ser “hijo de buena estirpe” no sirva de nada si no se tiene talento, valía profesional, honestidad y capacidad de trabajo.

Leer más…

infolibre.es: Aguirre facilitó el gasto sin control de sus cargos de confianza en Telemadrid

old.kaosenlared.net: Rajoy muestra su ideología en dos artículos de 1983.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*