Los 3 elementos imprescindibles de los resultados anuales, por @themoneyglory

Es temporada de presentación de resultados y las empresas cotizadas de la bolsa de Estados Unidos están obligadas a presentar el famoso 10-K. El código de documento, enviado a la Security Exchange Commission, correspondiente a los resultados anuales del negocio. En algunas ocasiones estos no concuerdan con las estimaciones de los analistas, otros sorprenden por el aumento de ventas y algunos se retrasan sospechosamente. En el terreno de la información los medios de comunicación se frotan las manos con la avalancha de datos y los dígitos de los mercados cambian del rojo al verde en un abrir y cerrar de ojos.

Peter_Sellers

Detrás de este movimiento eufórico de las bolsas hay otra campo de batalla más plácido pero mucho más importante. En un entorno tan aburrido como el contable hay que revisar algunos detalles para entender la fiabilidad de las presentaciones anuales. Estos son los 3 elementos imprescindibles de los resultados anuales:

1. NOTAS A PIE DE PÁGINA

Después del balance, los resultados operativos y los flujos de efectivo, la compañía lista las footnotes. Es la explicación de todo. El “como” el equipo de contabilidad, encargado de la obra, ha calculado los apartados que forman los estados financieros. El método de valoración de los inventarios – FIFO, LIFO, precio medio … -, el porcentaje de impuesto sobre el beneficio o qué modelos matemáticos han aplicado para valorar los activos financieros, son algunas de las especificaciones del documento. Si la frase hecha “el diablo se esconde en los detalles” es cierta, en estas notas es uno de los lugares donde tendremos más probabilidades de encontrarlo.

Un ejemplo adecuado es el de BNK Petroleum, visto en The Money Glory. Entre las banderas rojas localizadas en la contabilidad de la energética, había la desaparición de un método de valoración entre un ejercicio fiscal y otro. En 2008, la canadiense especificaba a pie de página como calculaba sus reservas de gas. La perspectiva era inmejorable, ya que su modelo consideraba que los precios en el mercado de commodities aumentarían hasta el infinito. Pero el mercado volvió y el gas se fue a la baja. La empresa, en vez de modificar esta partida y registrar pérdidas por la disminución de valor, decidió eliminar el pie de página!

2. COMPROMISOS FUERA DE BALANCE

Los expertos en contabilidad Howard M. Schilit y Jeremy Perler enfatizan este apartado a Financial Shenanigans, la publicación por excelencia sobre estafas contables. Los compromisos suelen ser relaciones comerciales que afectarán los resultados futuros del negocio, además de otros activos con posibilidades potenciales de disminuir el valor del patrimonio. Un ejemplo es el acuerdo de comprar materias primas a un proveedor a un precio determinado. La empresa opta por no incluir esta partida en el balance, ya que no está obligada. Pero si lo hiciera, engordaría las obligaciones del pasivo.

El tercer trimestre de 2013 la cadena de restaurantes de Nueva York, Einstein Noah, tenía un pasivo de 164 millones de dólares formado por los apartados clásicos como son la deuda a corto plazo o el pago a proveedores. Fuera de balance habían stock options, alquileres de locales comerciales, más compras comprometidas con proveedores y letras de crédito. La suma de estos elementos formaban un pasivo de 338 millones de dólares, el doble de lo que se leía en el balance el oficial.

3. FACTORES DE RIESGO

Hay apartados de la presentación de resultados que son un simple trámite. Sobre todo para empresas pequeñas. Los Risk Factors parecería uno de ellos cuando su primera preocupación es “la debilitación de la economía mundial”. Pero los gestores saben que hay decenas de amenazas más relevantes. El analista W. Lee Norton destaca la importancia de hacer un seguimiento de este listado año tras año, ya que las prioridades se modifican con el paso del tiempo. La percepción de los riesgos no sólo es un hecho, sino que se trata de la explicación de la evolución del negocio, visto a través de sus amenazas.

“Tenemos un historial de pérdidas acumuladas y esperamos pérdidas operativas mientras el negocio crezca” es a la escritura financiera del sector biotecnológico lo que “Había una vez” es en la literatura infantil. La introducción habitual. El inversor sabe, desde la bienvenida, que los ingresos operativos no son la fuente de los beneficios sino la excepción de muchos participantes de esta industria. Los Risk Factors de otras compañías, como la plataforma dirigida por Sheila Marcelo, Care.com, explican que su éxito está condicionado únicamente a crecer. Si esto no ocurre, el principal riesgo para el inversor es que cierren el chiringuito.

The post Los 3 elementos imprescindibles de los resultados anuales appeared first on The Money Glory.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*