Las redes sociales digitales: un milagro de la naturaleza social del hombre, por @MiriMartin_

Aristótoles destacó dos facultades del ser humano -el logos (lógica o pensamiento) y el lenguaje-, las cuales conforman la denominada ‘naturaleza social del hombre’ y están relacionadas con el fenómeno de la comunicación. La Sociología estudia el comportamiento del individuo en la sociedad. Sus relaciones sociales están marcadas por el concepto de comunicación, pues es el factor que las posibilita. Para la Sociología de la Comunicación, ésta constituye el proceso básico para explicar distintos fenómenos sociales en los que el ser humano desempeña un papel fundamental.

El Pensador, escultura de Auguste Rodin (1902)

El Pensador, escultura de Auguste Rodin (1902)

 

Comunicarse y relacionarse, dos necesidades innatas al hombre

«Para mí no hay placer sin comunicación: no hay idea brillante que se me presente a la mente, que no me entristezca haber producido solo, y que no tengo nadie a quien contársela”. Esta concepción del filósofo y escritor humanista Michel de Montaigne sirve perfectamente para reforzar el argumento del profesor de Antropología evolutiva de la Universidad de Oxford, Robin Dunbar: «Pertenecemos a la especie más social de las que habitan en el planeta». Una de las grandes aportaciones de Dunbar a la investigación científica actual es el paradigma que, precisamente, lleva su nombre: ‘Número de Dunbar’. Según esta teoría, el cerebro humano está diseñado para poder relacionarse con 150 personas aproximadamente, predisposición que se ha dado a lo largo de la historia y que se ha manifestado en todas las culturas.

Pero, a pesar de nuestra necesidad de relacionarnos con los demás, nosotros mismos distinguimos la forma de hacerlo en función del grado de parentesco o confianza que tengamos con la otra persona: empleamos el contacto físico con los más allegados y usamos otras formas de comunicación cuando estamos en presencia de más de dos personas, es decir, en un grupo. Mientras que las caricias, por ejemplo, nos sirven para transmitir nuestras emociones y nuestros sentimientos de una forma sincera e íntima, con el lenguaje nos comunicamos con el grupo al que pertenecemos. Recurrimos a las palabras, pero también a la risa y a una serie de gestos que nos ayudan a establecer vínculos con esas personas, a comportarnos en sociedad.

 

relaciones-humanas11

 

Conocer y saber de los demás, otra necesidad humana

En su artículo El yo espejo, C. H. Cooley llega a la siguiente conclusión: «La necesidad de compartir es de carácter esencial y primordial, no podemos pensar en ella como algo separable o adicional a la necesidad de pensar o de ser, pues precisamente por la necesidad de compartir es como nos habilitamos para pensar o para ser». Esta interesante reflexión nos remite de nuevo a Dunbar: «Los seres humanos tienen una capacidad extraordinaria de contemplar el mundo que les rodea y encontrar correlaciones entre las cosas […]». Es el propio antropólogo quien distingue a los seres humanos como «animales jerárquicos por naturaleza», de ahí ese afán nuestro por querer saber qué hace todo aquel que nos rodea, especialmente aquellos que creemos que están por encima nuestro en el estatus social (ricos, famosos y, en definitiva, poderosos).

El hombre es también un animal curioso. Es especulando acerca de las fortunas y, sobre todo, las miserias de los demás como parece ser que se entretiene bastante: el chismorreo es la tarea que, según los estudios, ocupa, nada más y nada menos, que el 65% del tiempo que dedicamos a hablar… Cifra escandalosa de no ser por tratarse del recurso que las personas empleamos, de una forma u otra, para condenar y castigar aquellos comportamientos que creemos que se salen de las normas de conductas establecidas en la sociedad.

 

El inevitable invento de las redes sociales digitales

Dado el carácter social y curioso del ser humano era de esperar que, tarde o temprano, éste acabara inventando la forma de intercomunicarse –directa o indirectamente- con el conjunto de la sociedad. Para ello se alió, como no podía ser de otra forma, con la imparable evolución tecnológica que ya desde el siglo anterior viene configurando un nuevo mundo y, por consiguiente, una nueva realidad.

A pesar de su juventud, las redes sociales on line ya se han consolidado como una herramienta básica de comunicación con nuestro entorno. El experto en redes sociales de la Universidad de California, James Fowler, lanza un dato, cuanto menos, revelador: «Si Facebook fuera un país, sería el tercero más poblado de la tierra». El poder de las redes sociales es, por tanto, abrumador.

El hecho de que las redes sociales digitales han transformado nuestra concepción del mundo es ya un hecho. La actitud de la gente con la que estamos conectados a través de Facebook, Twitter, Tuenti, etc., nos acaba afectando como si de «un virus contagioso» se tratara: «Nos emocionamos con la gente con la que estamos socialmente conectados», señala Fowler. De la misma forma, nuestro comportamiento también puede influenciar a miles –e incluso millones- de personas; por lo tanto, ser consciente del efecto multiplicador y, en definitiva, del poder de las redes sociales, es la clave para desenvolvernos en «el nuevo mundo del saber» al que Punset alude y al que, irremediablemente, estamos abocados…

 

el-pensador

 

Las redes sociales on line han transformado, en la última década, las relaciones sociales y las formas de comunicación del ser humano en general. Estas nuevas formas de relación en red son, en definitiva, nuevas formas de llevar a cabo nuestras necesarias relaciones sociales; son nuevas vías a través de las cuales conectamos y nos comunicamos directamente con nuestro entorno. Y gracias a ellas también intercambiamos información.

Cabe destacar que las redes sociales digitales se han convertido, además, en nuevos medios de comunicación, cobrando protagonismo en la nueva sociedad y la nueva cultura de masas a la que, de una forma u otra, pertenecemos. A pesar de la novedad que todavía suponen, han llegado a esta nueva realidad como una evolución de las relaciones sociales que el ser humano tuvo la necesidad de ir cultivando desde sus orígenes.

 

El-Pensador-Es-esto-una-vida-digna-a22988738

 

 

*Texto: Míriam Martín, @MiriMartin_

Archivado en: Redes sociales, Uncategorized

1 Comment

  1. «animales jerárquicos por naturaleza»?¿?¿?¿?¿ Vaya pifia, se carga todo el artículo, que está bastante bien, todo sea dicho.

    Otro error es la elección del chimpancé como imagen que ilustra el texto. Creo que esto este vídeo perteneciente a Redes que habla sobre las relaciones filogenéticas con chimpancés y bonobos lo explica de manera muy accesible: http://youtu.be/TKufuK0lhBc

    Y esto otro texto puede explicar las fallas del texto, o ayudar a completarlo:http://www.antropologiavisual.info/home/index.php?option=com_content&view=article&id=58:la-transmedialidad-revisitando-la-aldea-global&catid=8:laboratorio&Itemid=7

    Eso sí, no todo pueden ser críticas. La mayoría está muy bien.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*