La violencia empaña el período pre-electoral, por Josune Murgoitio (@josmurgui)

La ciudadanía en Turquía acudirá de nuevo a las urnas el próximo uno de noviembre ante la incapacidad de los partidos políticos de llegar a una coalición tras las elecciones generales del pasado siete de junio. Desde junio hasta noviembre la violencia ha marcado el ambiente en Turquía: ambiente sólido y confuso en forma de atentados brutales, detenciones de políticos, periodistas, activistas, denuncias de violencia contra la mujer y el impacto de los enfrentamientos sobre ella, cruce constante de declaraciones de partidos políticos, el denominado Estado Islámico ejerciendo presión, la ciudadanía mirándose reojo y buena parte mirando también de reojo al presidente de la República de Turquía, Recep Tayyip Erdogán; inestabilidad política, económica y social. 

Mientras tanto la Unión Europea intenta negociar con una Turquía, no muy propensa a la protección de los derechos humanos, pero sí idónea en su situación geográfica para detener a los miles de refugiados que intentan ejercitar su derecho al asilo.

Guerras que tienen un impacto muy específico en mujeres y niños

Guerras o enfrentamientos que tienen un impacto muy específico en mujeres y niños/ Mallorca. J.M

1. Denuncias sobre violencia contra la mujer en el contexto de la guerra

Según la agencia de noticias Jinha, en una noticia publicada el pasado 28 de agosto, la abogada Ipek Bozkurt, plataforma We Will Stop Women Homicidies que lucha contra los femicidios y la violencia contra la mujer, afirmó que “el reciente uso de la tortura sexual contra la mujer en la escalada de violencia de Turquía supone un crimen de guerra”. A través de esta agencia de noticias se denuncia el incremento de los ataques contra la mujer, en relación al fantasma de los años 90, y se asegura que policías y soldados han tratado a mujeres “como objetos sexuales para degradarlas como una táctica de guerra”.

La reactivación de la guerra, roto el proceso de paz, o al menos en un coma temporal hasta pasadas las elecciones, ha atraído el fantasma de las crueldades que se vivieron en el país en los años 90: años de plomo del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y represión brutal por parte del Estado turco.

La agencia de noticias cita como ejemplo el cuerpo de la guerrillera kurda Kevser Eltürk que supuestamente fue arrastrado por un coche blindado de las fuerzas de seguridad. Un suceso parecido ocurrió a principios de octubre, pero en esta ocasión se trataría de un hombre, Haci Lokman Birlik, de 24 años, según informa Manuel Martorell. Al mismo tiempo, a través de la noticia hecha pública en la agencia, se denuncia que el pasado 23 de agosto, la policía arrestó a una chica de 25 años llamada Figen Sahin en Adana, contexto en el que localidades kurdas situadas en el este de Turquía declararon un autogobierno. La agencia de noticias afirma que “la policía utilizó la tortura sexual contra Figen y después se publicaron las fotografías de su cuerpo desnudo”. La agencia recoge las palabras de la abogada, quien afirma que “exponer el cuerpo de una mujer guerrillera implica verla como un objeto sexual, y cómo codician su honor”.

Denuncias preocupantes en un contexto de violencia difícil de proyectar en la esfera pública. La ciudad de Cizre estuvo prácticamente blindada a lo largo de nueve días. El comisionado de derechos humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, expresó su preocupación sobre la situación de Cizre. Muiznieks afirmó haber recibido informes sobre la irrupción de servicios públicos esenciales y alegaciones sobre uso desproporcionado de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad del Estado. Al mismo tiempo, el comisario expresó la necesidad de que observadores independientes tuvieran un acceso inmediato a Cizre para evaluar la situación.

En este sentido, se publicó un informe de la delegación elaborado por “Peace in Kurdistán” que denunciaba la violencia ejercida contra la mujer. El informe, elaborado entre el 17 y el 20 de septiembre en Cizre, evalúa el impacto del “asedio” de esta ciudad de unos 100.000 habitantes sobre las mujeres y los niños. La delegación estuvo compuesta por dos abogadas de derechos humanos, Margaret Owell y Melanie Gingell, así como por la doctora Shatha Besarani. La delegación fue invitada por el Kurdish Women’s Council of Diyarbakir para que visitaran Cizre y Sur, el centro de Diyarbakir, en condiciones de libertad para evaluar, según se expresa.

El informe afirma que “el asedio” ha supuesto un “daño importante para la mujer”. Indica cómo una mujer sufrió un disparo por aventurarse a buscar comida, algunas mujeres sufrieron abortos dado el estrés de los bombardeos, y dos mujeres murieron, una de las ellas embarazada, el bebé sobrevivió, al ser alcanzadas por disparos mientras intentaban llegar a la casa de sus vecinos.

autodefensa en Cizre también

Unidades de autodefensa en Cizre también. Aquello debía de ser un horror. / Mallorca. J.M

2. Emerge la violencia de los años 90

El “asedio” de la ciudad de Cizre tuvo una importante connotación: remitía al daño producido en la ciudadanía en los años 90 y recordaba la fragilidad humana en un contexto de conflicto armado. Fue a raíz de los años 90 y su connotación cuando se cree se produjo el desplazamiento interno en Turquía: ciudadanos/as kurdos/as se desplazaron de la zona kurda en el país alrededor del año 1996, de ciudades como Tunceli, Bingöl, Diyarbakir, Batman a otras ciudades situadas en el oeste de Turquía, Estambul (que cuenta con aproximadamente tres millones de kurdos, en realidad, la ciudad con más kurdos de todo el país), Izmir (donde barrios como Menemen son considerados barrios de kurdos), Ankara o Adana, teniendo en cuenta que en 1965, las provincias de Bingöl, Diyarbakir, Siirt y Hakkan contaban con entre un 70 y 80 por ciento de población kurda.

De los años 90 destacan las ciudades de Sirnak y Cizre, donde durante el Newruz (fiesta que da la bienvenida a la primavera, símbolo ahora de la identidad kurda) murieron entre 100 y 200 personas, se disparó desde tanques y helicópteros a los manifestantes. En este vídeo se observa la actitud de la Policía, el nombre del canal es también relevante: Kurden vr Tuerken.

En este sentido, hay que tener en cuenta, que con independencia de la definición del usuario en cuanto a terrorismo o guerrilla, ya se sabe es un término muy subjetivo, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) es considerado por el Global Terrorism Database, una base de datos a escala mundial de atentados terroristas entre 1970 y 2014, la quinta organización terrorista más activa, en una escala de veinta organizaciones, en relación a frecuencia de atentados y daños ocasiones en el periodo entre 1970 y 2006.

ataques del PKK según el Global Terrorism Database

Ataques del PKK a lo largo del tiempo. / Fuente: Global Terrorism Database

target contra el que ha atentado el PKK

“Target” contra el que ha atentado el PKK. Fuente: Global Terrorism Database

tipos de atentados realizados por el PKK

Tipos de ataques realizados por el PKK. Fuente: Global Terrorism Database

3. La masacre de Ankara empaña de violencia el país

¿Quién ha sido? La situación de violencia alcanza tal magnitud que se produce incluso durante una marcha por la paz. Un atentado salvaje. Remitía a atentados anteriores en Suruç y en Diyarbakir. La pregunta más acertada, puede que sea: ¿cómo ha podido ocurrir?

En un secretismo y misterio que caracteriza a Turquía, puede que sean:

  • El denominado Estado Islámico o Daesh, como represalia a la ayuda de los kurdos en Siria contra su avance.
  • El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). A priori parece bastante improbable, cuando llevaron a cabo la masacre el PKK ya había anunciado un cese temporal de la violencia, a excepción de la autodefensa. Además había muchos dirigentes del HDP, que es el partido que más se aproxima a su ideario, lo que no quiere decir que sea pro PKK.
  • El Estado profundo o de las cloacas. Dado el misterio, las teorías de conspiración, la verdadera carencia de un sistema de protección de derechos humanos y las barbaridades que se producen constantemente se entiende la posibilidad de que hayan sido las cloacas de Turquía los verdaderos autores de esta masacre.

4. La UE intenta negociar con Turquía para frenar a los refugiados

En este contexto de violencia que empaña todo el periodo pre-electoral entre junio y el próximo uno de noviembre, una pequeña esperanza vislumbra en Turquía, aunque la forma sea triste: la flexibilización del visado para la ciudadanía residente en Turquía respecto de la Unión Europea y aumento de la ayuda económica para la acogida/”cuidado”/retención de los refugiados procedentes de Siria. Aunque la forma de hacerlo procure una fama de inhumanidad a la Unión Europea y de no cumplimiento de la legislación internacional y de no reconocimiento del derecho de asilo de todas las personas que huyen de su país. A pesar también de las muestras de vulneraciones de derechos humanos en Turquía: detenciones de periodistas, uso de la fuerza contra manifestantes (Gezi, Aniversario Gezi), censura de la prensa para no cubrir la masacre de Ankara o para no cubrir el asedio de Cizre.

Al final, se percibe un clima de violencia poco saludable para concurrir a una elecciones generales que ya se celebraron el pasado seis de junio y cuya incapacidad de coalición o incapacidad de ceder poder ha llevado a un país, inestable de por sí, a una mayor inestabilidad política, social y económica, hasta el punto de romper un proceso de paz que se inauguraba en mucho tiempo como un único espacio de reconocimiento de derechos (insuficiente, pero reconocimiento) y cierto alivio de los diferentes segmentos sociales, a los que aún les queda el daño producido en los años 90, que como dicta la lógica, ha reaparecido, con el añadido de la situación de la mujer, a la que la violencia que de por sí sufre ya, más violencia no ayuda.


Declaración Universal de los Derechos Humanos 1948:

- Art.3: derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad personal.
- art.5: prohibición de las torturas y las penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
- Art.19: libertad de reunión y de asociación.
- Art.21: derecho a participar en el gobierno de su país.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*