La Vera, un encanto paisajístico único, por @AriGarciaOrtiz

Para los amantes del turismo de interior, o para aquellos que prefieren evitar el agua salada de las costas, Extremadura ofrece la opción de poder disfrutar de gargantas y piscinas naturales donde bañarse sin agobios de sombrillas.

En el noreste de la comunidad, en la provincia de Cáceres, se encuentra la Comarca de la Vera, un lugar que alberga algunas de las mejores gargantas de agua de toda la zona, con otro valor añadido, una gastronomía de calidad y a muy buen precio.

Y es que, si bien las zonas de interior también son vulnerables de incrementar sus precios en temporada alta, estos no llegan a ser ni parecidos a los de las zonas de playa. De esta manera, lo más normal es comer un menú en un chiringuito junto a una de las piscinas naturales por 10 euros, incluido una ración de secreto o pluma ibérica.

 El municipio más céntrico, y uno de los más bonitos de toda la Comarca, es Jarandilla de la Vera ( a 220 kilómetros de Madrid). Allí no hay grandes gargantas de agua pero sin duda es una buena opción para alojarse por su proximidad a las piscinas naturales. Un lugar recomendable para dormir es el Hotel Ruta Imperial. Un 4 estrellas, no muy caro, con un buen desayuno, unas magníficas vistas y que, además de ofrecer un buen trato al viajero, tiene la ventaja de contar con una localización especial ya que se encuentra al lado de una garganta y está alejado de la población, aunque se puede llegar caminando a todos los sitios.

Garganta la Olla

Una de las gargantas más expectaculares por su belleza es Garganta la Olla. Situada en el pueblo que le da nombre, a unos 18 kilómetros de Jarandilla y a 5 kilómetros del Monasterio de Yuste, este atractivo natural ofrece unas preciosas vistas. Y, aunque el agua está un poco fría, se puede acceder hasta una maravillosa cascada donde el visitante puede disfrutar de un baño en solitario, si no se acude a ella en las horas puntas del día.

Otro de los espacios que hay que visitar es la famosa Garganta de Cuartos que, aunque más abarrotada que la anterior por la accesibilidad, el espacio y la temperatura del agua, merece una parada aunque solo sea para darse un baño. Localizada a unos kilómetros de Losar de la Vera, a una distancia de 5 kilómetros de Jarandilla de la Vera, es una de las piscinas donde más acuden los lugareños.

Garganta de Cuartos

Siguiendo la misma carretera, a menos de 20 kilómetros se encuentra Villanueva de la Vera, un municipio cuyo casco antiguo ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico. Cerca de él se encuentran la Garganta de Gualtamino, la Chorrera y la Cascada del Diablo, especialmente recomendable esta última.

Garganta de Alardos

Por último, a unos 10 kilómetros y a pocos metros de la provincia de Ávila, se encuentra Madrigal de la Vera. La localidad que alberga la Garganta de Alardos y que ofrece una de las piscinas naturales más cómodas y profundas de toda la zona. Allí mismo se encuentra situado un camping y al menos dos restaurantes que entre otras cosas ofrecen menús a un precio de 10 euros.

1 Comment

  1. Hola. He encontrado esta noticia buscando información sobre si estarán secas estas pozas, Normalmente la mayoría de los ríos en agosto están sin caudal y queríamos ir este fin de semana a visitar la zona. ¿Es seguro que habrá agua en el río?

    Muchas gracias

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*