'La Vanguardia' despide a Gregorio Morán, por @FeSPeriodistas

Tras 30 años de colaboraciones ininterrumpidas, el contencioso entre su independencia profesional y la libertad de empresa queda saldado con un burofax.

El repetido litigio entre la libertad de expresión del periodista Gregorio Morán y el diario “La Vanguardia” se ha saldado -como suele suceder- con el despido del columnista, que le fue notificado este 28 de agosto por la dirección del periódico a través de un burofax.

Gregorio Morán ha sido durante casi 30 años colaborador permanente del matutino catalán y en más de una oportunidad sus opiniones y expresiones ya habían chocado con la línea editorial del medio; aunque contaba con un sólido grupo de lectores de sus columnas. El despido se produce a casi un mes de que la cabecera rechazara publicar en su columna semanal Sabatinas Intempestivas un artículo en el que criticaba las actuaciones de distintos responsables del Govern catalán.

En declaraciones publicadas por ‘eldiario.es’ Morán ha expresado: "No explican el motivo, simplemente rescinden el contrato. Mi primera columna en La Vanguardia la publiqué en 1988" (…) "El mes de agosto estaba estipulado en el contrato como mes de descanso, y justo cuando me tocaba a volver a escribir he recibido el despido. Me iba a poner esta tarde y ha llegado el burofax". "No lo esperaba. Había pasado por situaciones muy difíciles, nunca pensé que me iban a echar así. La situación ha cambiado del procés a acá tanto como para que una persona que escribía lo que pensaba lo puedan echar".

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*