La UE pretende ignorar la autoría de los periodistas, por @FeSPeriodistas

FIP y FEP exigen que en el debate actual de la UE sobre los derechos de segundos usos de lo publicado en la prensa no se excluya a los reales autores.

Las Federaciones Internacional y Europea de Periodistas (FIP y EFJ), a las que pertenece la FeSP, han expresado su preocupación por la exclusión de los intereses de los periodistas en el debate actual de la UE sobre sus derechos de segundos usos de lo publicado en la prensa.

En la propuesta de la Comisión Europea para una directiva de la UE sobre derechos de autor en el mercado único digital, que están discutiendo actualmente el Parlamento Europeo y los estados miembros de la UE, uno de los temas más controvertidos es la introducción de un llamado derecho vecino para los editores de prensa sobre sus publicaciones.

Tal derecho es percibido por los editores de prensa como necesario para "detener el uso comercial no autorizado de nuestros artículos que socava el periodismo independiente del que depende nuestra democracia ".

La FIP y la FEP lamentan que la propuesta actual no brinde a los periodistas ninguna garantía de que se beneficiarán de los ingresos derivados de otra capa de derechos sobre sus obras.

"Nos preocupa la reproducción de obras periodísticas con fines comerciales, ya sea en línea o fuera de línea, sin autorización ni pago, y debemos abordar esto", dijo el presidente de la FIP, Philippe Leruth.

"Sin embargo, la introducción de un derecho conexo de la UE para los editores de prensa que no toma en cuenta la necesidad de remunerar a los periodistas por esta capa adicional de derechos sobre su trabajo es absurda", continuó Leruth. "¿Cómo pueden los periodistas ganarse la vida y ejercer sus derechos morales si son excluidos de los beneficios resultantes de este derecho y donde aún se los obliga a firmar contratos de compraventa privándolos de todos los derechos de autoría?" .

Los editores exigen con frecuencia que los periodistas firmen contratos de cesión total y renuncia a los ingresos posteriores que pueden producir sus trabajos. Estos contratos abusivos llegan a firmarse porque se presentan bajo la fórmula "tómalo o déjalo" sin posibilidad de negociación.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*