La teoría de Biodanza, por María Miret (@periodistia)

Evidencia científica del sistema

La ciencia avala los beneficios de la Biodanza, tal y como se explica en este reportaje emitido en TN Ciencia. Recientes investigaciones confirman la base teórica del sistema.

Según un reciente descubrimiento, cada una de las 100.000 millones de neuronas de nuestro cerebro podría tener identidad propia. Las investigaciones apuntan a que la identidad es un fenómeno holográfico para cualquier escala de vida. Una idea que está en consonancia con la idea del Inconsciente Vital del que hablaba Rolando Toro. Según el creador de Biodanza, el inconsciente vital es el psiquismo de las células y los órganos, que responden a estímulos externos e internos en busca de la defensa del organismo y su adaptación al medio ambiente. Se trata de una especie de "guardián de la salud" incluido en el Modelo Teórico de Biodanza como uno de los elementos bases en la teoría del sistema. La epigenética -otro término utilizado por Rolando-, que analiza la influencia de los factores ambientales en el desarrollo de enfermedades, forma ya parte de los estudios de Pediatría. Lo de las neurona-espejo” -término acuñado por Rizzolatti- es, sin embargo, una hipótesis aún no confirmada.

Otros hallazgos científicos confirman la validez de algunos de los elementos que se usan en Biodanza:

Los abrazosEstudios realizados en la Universidad de Carolina del Norte demuestran que necesitamos los abrazos porque sin ellos, millones de neuronas mueren en nuestro cerebro.

El baile. En la Universidad de York el equipo de Marcel Zentner ha investigado la predisposición innata al baile en humanos. Otra investigación publicada en PLoS Genetics asegura que bailar podría tener ventajas evolutivas.

El movimiento. Sincronizar los pasos es un indicador de cooperación según un estudio de Kyongsik Yun, del Instituto Tecnológico Caltech, que asegura que "cuanto mayor es la relación de cooperación entre dos personas, mayor es la tendencia a sincronizar los movimientos corporales espontáneamente".

La música. Desde  la neurociencia se estudia la conexión entre música y cerebro. En este programa de radio de la UNED Pilar Lago, Carmen Antúnez y Alberto Rábano explican cómo influye la música en las personas con enfermedades neurodegenerativas. Escuchar música mejora el rendimiento físico, según los estudios de Costas Karageorghis, psicólogo del deporte de la Universidad de Brunel (Londres) que ha investigado el valor motivacional de la música durante los entrenamientos. Además de hacernos sentir bien, escuchar música nueva es gratificante para el cerebro según otro estudio publicado en la revista Science. De la música como terapia habla el Dr. Salvador Casado en este post.

Y para terminar, según un estudio de la Universidad de Princeton publicado en la revista Science "distinguimos las emociones por la expresión del cuerpo" y no por la de la cara. De esto l@s biodancer@s sabemos mucho.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*