"La televisión en abierto se juega su futuro en los próximos años", por @aprensamadrid

Alejandro Echevarría, durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación. Foto: Elena Hidalgo / APM

“En los próximos años, la televisión denominada lineal, en abierto o la TDT, tal y como la concebimos, se juega su futuro”, advirtió Alejandro Echevarría, presidente de Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca) y de Mediaset España, en el Foro de la Nueva Comunicación celebrado el 29 de noviembre.

Para Echevarría, la amenaza no proviene de los cambios en los hábitos de los usuarios, sino de “decisiones institucionales orientadas a reducir el espectro radioeléctrico” de los operadores de televisión para “su uso por otras tecnologías”. A este respecto, el presidente de Uteca confía en que se realice un estudio sobre la situación para la “coexistencia pacífica entre las telecos y los operadores de televisión”.

En su intervención, Alejandro Echevarría reflexionó sobre los retos y oportunidades que se presentan en el futuro inmediato en el sector audiovisual y advirtió de que “gestionados con rigor y realismo serán la clave para la sostenibilidad de nuestras empresas y del ecosistema” televisivo.

Los países de la Unión Europea deberán hacer frente en los próximos cinco años a un nuevo traspaso del actual espectro de la TDT. Este “segundo dividendo digital”, se quejó, traerá “una nueva reubicación de frecuencias de la TDT y el consabido impacto en los ciudadanos”. “Estamos convencidos de que el valor social y económico de la televisión en abierto justifica su mantenimiento en una coexistencia ordenada y posible con otras plataformas”. Así, también reclamó un uso “compartido justo del espectro radioeléctrico que haga posible el desarrollo de los diferentes actores”.

Ante los retos del sector e inspirados en otros movimientos europeos, comentó que diferentes organizaciones públicas y privadas se han unido en la iniciativa Televisión Abierta, que nace para defender una televisión libre y gratuita. “Para evitar el impacto negativo de cualquier decisión vinculada al sector digital y asegurar una televisión en abierto y universal”, los miembros de Televisión Abierta requieren seguridad jurídica, racionalidad en la ejecución y seguridad económica.

Otros aspectos que considera imprescindibles es “armonizar los requisitos regulatorios” de las distintas formas de distribución de contenidos audiovisuales y “ajustarlos a la realidad actual”. Se quejó de que “los nuevos distribuidores desarrollan su actividad en una jungla legal con limitados o nulos controles y obligaciones”. La normativa “es laxa o inexistente”, advirtió Echevarría, y es por ello que considera “urgente y necesario modificar el marco normativo para ajustarlo a la realidad actual y equiparar las obligaciones de todos los prestadores de servicios audiovisuales”.

Echevarría fue presentado por Maurizio Carlotti, vicepresidente de Atresmedia (a la derecha en la foto). Foto: Elena Hidalgo / APM

El presidente de Uteca y de Mediaset España también se refirió al estado de las relaciones entre las televisiones y la industria cinematográfica. Ante la obligación que tienen las televisiones comerciales de invertir un 5% (6% para las públicas) de sus ingresos en cine, Uteca reclamó que “esa imposición se elimine y que haya libertad de actuación de producir cine”. Asimismo, exigió que en el caso de existir otro modelo para financiar a la industria cinematográfica, las televisiones comerciales deben tener “los mismos derechos y obligaciones que otras productoras independientes”.

RTVE y su modelo de financiación

Desde que se eliminase la emisión de publicidad en RTVE, en 2009, los operadores privados de televisión aportan una cantidad al sistema de financiación del ente público. “Desafortunadamente, este cambio de modelo no ha procurado una alternativa sostenible”, señaló.

Por el contrario, Alejandro Echevarría rechazó que la solución esté en la vuelta de la publicidad y defendió una RTVE que ofrezca a los ciudadanos “un servicio público de calidad y que esté bien financiada”. En este sentido, apuntó que el modelo debe ser revisado, puesto que “es imposible mantener el modelo actual de televisiones públicas en España porque no tiene sostenibilidad”. No es un problema solo de “racionalización de gastos”, añadió, sino de “definir de verdad el modelo de servicio público”.

Sobre el ‘prime time’

Sobre las demandas de que las televisiones adelanten la emisión del horario de máxima audiencia (“prime time”) de su programación, Alejandro Echevarría se mostró contrario porque “los televidentes no lo quieren”. “El día que cambien los horarios de toda la sociedad, lo haremos nosotros. Ahora perderíamos audiencia y publicidad”, argumentó.

Echevarría  fue presentado por Maurizio Carlotti, vicepresidente de Atresmedia, quien le definió como un “hombre cabal”  y uno de los profesionales “más expertos en un sector tan complejo como es el mundo de los medios de comunicación”. “Sus cuarenta años dedicados a su compromiso profesional”, en los que ha cosechado grandes éxitos, le convierten, dijo Carlotti, en un “interlocutor privilegiado para todos los que intentamos capear el temporal” de los cambios que están por llegar en el sector.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*