La realidad del nuevo marketing: conoce la cara más humana de las empresas, por @EnriqueMarketer

La gran integración de las nuevas tecnologías en los modos de consumo ha irrumpido en una sociedad  que cada vez es más tendente a lo digital y conectado. Esta profunda transformación en los modos de comunicación y compra no ha hecho más que desbancar los principios tradicionales del marketing y ventas.

Ahora internet es el que manda; es el nuevo gran medio de masas que impera las relaciones entre clientes y empresa. Por ello, todos los empresarios y propietarios de marcas han de adaptarse a esta nueva realidad que cada día se reinventa. Ahora más que nunca ha llegado la época del adaptarse o morir.

Cualquier departamento de marketing y comunicación corporativa en activo ha de dominar una serie de principios o fundamentos del conocido como ‘nuevo marketing’. Éste, sin desbancar las bases del modelo o concepto clásico de mercadeo, asienta unos nuevos fundamentos comerciales que van a sugestionar la efectividad de las acciones de promoción y venta que hasta ahora se han estado haciendo.

Gracias a la evolución de internet y sus herramientas de interactividad hemos sido testigos de una democratización del medio. Por fin las grandes empresas y marcas han dejado de concebir la audiencia como una gran masa a la que dirigir hacia unos objetivos, fines que siempre implican la obtención de beneficios económicos, en pro de una relación de fidelización más a largo plazo.

El nuevo marketing pretende disminuir las distancias existentes entre las empresas y los consumidores. Ambos sujetos, marca y consumidor, interactúan de manera activa, libre y bidireccional a través de las redes sociales y demás plataformas.

En este sentido, es de suma importancia mimar al cliente, siempre tiene que sentirse escuchado y tenido en cuenta. De poco sirve ‘estar por estar’: hay que participar de forma conjunta en la creación de más valor ¿qué quieren mis consumidores?, ¿dónde?, ¿cuándo? y, ¿cómo? Satisface sus necesidades o buscarán a otra empresa o marca que les ofrezca lo que quieren.

Una vez que cuentes con una estrategia de marketing puesta en marcha has de desarrollar todo un sistema de analíticas que te sirvan para conocer tu ROI (retorno de inversión). Esto es fundamental para conocer qué acciones repercuten más o menos en tu audiencia y para visualizar más rápidamente tus errores con el objeto de subsanarlos cuanto antes.

No olvides utilizar y aprovechar todos los recursos que tienes a tu alcance. Eso sí, siempre acompañado de un conocimiento profesional y absoluto de las herramientas y posibilidades que el propio medio brinda, como la inmediatez o la segmentación total del público.

Algunos de los ejemplos a seguir por cualquier empresa serían la creación de vídeos corporativos que definan y apoyen a la identidad de tu negocio o marca, así como la adaptación de tu web o ecommerce utilizando responsive design para que sea visible desde cualquier dispositivo de navegación, o incluso, realizando promociones y ofertas en redes sociales. Las posibilidades son ilimitadas y muy accesibles.

En muchas ocasiones el tópico de ‘lo que todo el mundo a mi alrededor está haciendo es lo que debo hacer’ funciona, no al 100% puesto que ‘cada persona es un mundo’. Y ahora más que nunca las empresas son humanas. Reconocer que el poder está ahora en manos del consumidor y actuar en consecuencia reportará beneficios a la reputación e identidad de tu empresa o marca.

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*