La primera actuación de Bruce Springsteen en España, por Adrian Vogel (@adrianmundano)

La gran Patricia Godés es la comisaria de la exposición Live Music Experience, que refleja cuatro décadas, 40 años de música en vivo en nuestro país.

Live Music Experience propone un recorrido por los entresijos de los escenarios, a través del cual, el visitante se convierte en el verdadero protagonista y estrella del concierto.

Los más de 1.200 metros cuadrados de la sala de exhibiciones de AlhóndigaBilbao se convierten en el backstage desde el que se puede acceder a su vez a cuatro espacios temáticos: La década de los 70, los 80, los 90, los 00, y un quinto centrado en el panorama local.

La muestra parte de la memorabilia del promotor musical Gay Mercader. Sobre su colección de guitarras, entradas y otros objetos dignos de la vitrina del melómano más fetichista, se configura el resto de la muestra.

Patricia me contactó para que escribiese una nota para el catalogo. Tenía que ser sobre alguno de los conciertos organizados por Gay & Co., y obviamente uno al que hubiese asistido. Me propuso el primero de los Rolling Stones en la (plaza de toros) Monumental de Barcelona. Estaba de viaje y cuando la contesté esa misma noche ya estaba adjudicado. Me mandó una lista de sugerencias y observé que faltaba la primera actuación de Bruce Springsteen en España. Me apropié del tema (también me interesé por el primero de Frank Zappa y sus Mothers of Invention en Badalona). A continuación pueden leer mi aportación para el catalogo de la exposición que se inaugura hoy.

La primera actuación de Bruce Springsteen en España

Tuve la fortuna de haber asistido al mítico concierto de Bruce Springsteen & the E Street Band en el Hammersmith Odeon de Londres. Era la primera vez que actuaban en Europa. El Boss venía a presentar su tercer LP Born To Run. Corría el año de 1975. Un par de días antes de la muerte del dictador (Franco). Me había invitado la CBS, su discográfica (por aquel entonces trabajaba en medios de comunicación). Así que años más tarde, incorporado a las filas de CBS como responsable de su producto internacional en España, parecía lógico que echase el resto para intentar su venida a nuestro país.

Ante el descomunal The River y la posibilidad de una gira europea de apoyo, me puse manos a la obra. Con dos objetivos claros: convencer a la cia. para que apoyasen mi plan (precisaba musculo financiero), y encontrar un promotor que se arriesgase en la aventura. En realidad era una cadena: una cosa llevaba a la otra, pero era indispensable que estuviesen coordinadas.

Pensar en Gay Mercader era obvio. Le avalaba su prestigio, ganado a base de su buen hacer, y un gran equipo que respaldaba su liderazgo. Y nos conocíamos de hacía años. Ganada la confianza de la discográfica tenía que convencer a Gay para que moviese sus hilos. Mientras yo hacía lo propio con las más altas instancias de mis empleadores.

No fue fácil. El siempre espinoso asunto económico fue el menor de los problemas (cubriríamos las perdidas). La complicación residía en la fecha y el encaje del itinerario (en aquella época España todavía no estaba plenamente encajada en el mapa de las giras europeas). Y las posibles alternativas siempre giraban alrededor del temido parón de las vacaciones de Semana Santa.

Finalmente las posibilidades se centraron en la ciudad de Barcelona el martes 21 de Abril de 1981 (justo después del Lunes de Pascua, festivo en la Ciudad Condal, y por tanto una fecha difícil). Si la memoria no me falla se cambió el local inicial a uno mayor: el Palacio Municipal de Deportes de Montjuich.

En el aeropuerto al presentarme le recordé a Springsteen lo de Londres (después de la actuación del Hammersmith le había entrevistado; yo tenía tan solo 19 años). Decía que se acordaba. Me pareció que estaba siendo educado. Nos fuimos al hotel y una vez ahí le organizamos una excursión por la Barcelona de Gaudí. También vinieron Landau, Marsh, Carr y algunos más que no recuerdo.

John Landau fue el motor de la carrera de Bruce Springsteen. Primero desde las páginas del Rolling Stone y después como productor y manager (que sigue siendo). Suya es la frase “He visto el futuro del Rock & Roll y se llama Bruce Springsteen”. Dave Marsh era crítico del Rolling Stone y su esposa Barbara Carr, mano derecha de Landau, llevaba el booking de las giras.

Acabo de sentir lo mismo que cuando vi por primera vez a Elvis en el Ed Sullivan Show” comentó el Boss ante la Sagrada Familia. Entendí perfectamente lo que quería decir. Y más viniendo de un rockero de los auténticos… El Parque Güell fue otro cuelgue… El concierto del 21 de abril también fue memorable. Como casi tres décadas después recordaba Marsh en su libro cuando dice que el mejor concierto que ha visto en su vida fue ese de Barcelona. Y además recuerda el recibimiento de la gente que les esperaba de madrugada en el hotel, después de llegar de una pequeña fiesta que les habíamos preparado.

Desde los primeros acordes de “Factory”, la canción que abrió el show, el delirio se apoderó de quienes casi llenábamos el recinto deportivo. Siguió con “Prove It All Night”… hasta las 26 que completaron el set list. Alternó temas de Born To Run (3), Darkness On The Edge Of Town (6), y The River (11) con una de cada uno de sus dos primero discos (“Rosalita” fue el cierre antes de los 3 bises, iniciados con “Born To Run” más dos covers) y varias versiones (2 de John Fogerty, una de la Creedence; el popurrí de Detroit; y una de Woody GuthrieThis Land Is Our Land”).

Aquella actuación de Abril del 81 fue sin ningún género de dudas el inicio de un largo romance de Bruce Springsteen con Barcelona.

Entradas relacionadas:

Bruce Springsteen como excusa

Con 19 años entrevisté a Bruce Springsteen

Sigue leyendo

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*