¿La mejor Liga del mundo?, por @FutbolRH

Últimamente cuando escucho decir eso de que la Liga Española es la mejor del mundo...ejem, pues no, mire usted. Hay demasiadas cosas en este campeonato - como en este país - que suenan a pitorreo. Es así, nos guste o no. Y es cierto que aquí juegan probablemente los dos mejores equipos, los dos mejores jugadores del planeta, y alguno más, y por ello es la más popular. Pero una Liga no es solo eso, aunque le pese a ese ego tan nuestro que siempre nos lleva a considerarnos el ombligo del mundo.

En esta película hay demasiados actores secundarios, y de los malos. Uno no sabe si reírse o llorar. Porque hay que ser malo de verdad - o guasón - para poner partidos a las once de la noche. Un domingo. Que ya mismo, en lugar de darte una entrada para el partido, habrá un gorila en la puerta y te pondrán un sellito en la mano. Que digo yo, que con los más de 50 pavos del ala que vale de media ver un partido en España - la más cara de Europa - la copa ya vendrá incluida. Y con una espectacular subida de casi 20 euros en los últimos cuatro años, precisamente los mismos que hace que el país se ahoga, y más que van a subir con el incremento del IVA...¿crisis, quién dijo crisis?.

Hay que reconocer que sólo está al alcance de unos pocos elegidos organizar una competición, y dejar descontento prácticamente a todos los que participan. Saquemos del tiesto a los dos que ya sabemos que dirigen el cotarro, y a esos filiales que dirán que si a los horarios, al reparto televisivo y a la madre que los parió, con tal de una cesión por acá y un traspaso baratito por allá. En fin, que con los disparates de los horarios, acabarán por cargarse del todo la gallina de los huevos de oro que es el fútbol en nuestro país. Porque admitámoslo, si uno tiene que trabajar el lunes, ¿cuantos se quedarían a ver, por ejemplo, un Getafe-Granada? (con todos los respetos). Es así, con un reparto de los derechos televisivos tan desigual, en nuestra Liga a la escocesa cualquier partido que no sea de Barça o Madrid carece del interés general de antaño. Con los precios más caros, y la caída de ese interés, no es de extrañar que nuestra Liga ande lejos en asistencia a los estadios de otras grandes como Inglaterra o Alemania, dónde se supera el 90% de asistencia, mientras la nuestra se tiene que conformar con poco más del 70%. Las diferencias entre estos dos gigantes y el resto tienden irremediablemente a agrandarse, y cualquier atisbo de hacerles frente acaba en un callejón sin salida, como por ejemplo el Málaga. Y eso que los clubes no pagan a hacienda, las entradas son las más caras de siempre, y aún así hay una crisis galopante, que demuestra que el fútbol en nuestro país vive muy por encima de la realidad. Como casi todo, y como casi siempre. ¿Adivinan quién les resolverá la papeleta?.

Y como en el circo no pueden faltar los malabaristas, aparece Villar regalando seriedad por los cuatros costados con sanciones de pandereta, que vienen y van y que lo mismo se quitan que se ponen. O que no se ponen. No vaya a ser que se nos quiebren los amigos del Comité de Competición, que por no reunirse en lunes festivo dejan de poner sanciones para la jornada de Liga entre semana, adulterando la competición, dejando bien a las claras la seriedad del campeonato que organizamos. Si a esto se le puede llamar organizar, claro. ¿La mejor Liga del mundo? Y un carajo...


Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*