La mala cabeza de Rato… y otros (Bankia, PP, PSOE y demás Cajas), por Adrian Vogel (@adrianmundano)

La mala cabeza de Rodrigo Rato ha provocado un descalabro de proporciones inimaginables. El gobierno de Mariano, y su partido, han quedado en evidencia ante el mayor desastre económico de la historia de España.

Tan solo algunos datos:

  • El fraude de la salida a bolsa de Bankia (operación descabellada conocida por todo el mundo en el sector bancario).
  • La creación del grupo fusionando Cajas de Ahorros hundidas, todas pertenecientes a Comunidades Autónomas gobernadas por el PP, en una huida hacia adelante para tapar sus vergüenzas (corruptelas, mala gestión, presuntas financiaciones irregulares del partido, salarios e incentivos astronómicos, etc.).
  • La más que dudosa supervisión del Banco de España y de los gobiernos de Zapatero.
  • Las luchas por el poder en CajaMadrid: la sustitución en la Presidencia de Blesa, amigo de infancia de Aznar, por Rato (elegido por Rajoy) en vez de Ignacio González (vicepresidente de la Comunidad de Madrid), y candidato de Esperanza Aguirre (ante el nombre del fugitivo del FMI cedió en su pretensión).
  • Las componendas en el Consejo de Adminitración de las Cajas y del grupo resultante (Bankia): políticos (sobre todo los afines más algunas cuotas de poder repartidas para acallar voluntades) , familiares, sindicalistas y amiguetes. Ningun experto economista entre ellos, ni siquiera en la presidencia de las Cajas.
  • La confusión entre la matriz, BFA, y el grupo Bankia parece intencionada: contribuye a la confusión de cifras, datos, necesidades, etc.

Y para rematar están las cifras:

  • Las cuentas que presentó Rodrigo Rato para el ejercicio de 2011 presentaban beneficios. A fecha de hoy las perdidas superan los 3.000 millones. ¿En qué se basó quien fuera vicepresidente económico de los gobiernos de Aznar para declarar ganancias? ¿Quién le consintió? ¿Por qué se aceptaron entonces?
  • Lo 23 mil millones largos que se necesitan para sanear las cuentas de este fiasco son más del doble que los recortes en Sanidad y Educación. Habría que añadir además la reforma laboral… e igual nos sobraban todavía algunas decenas de millones de euros.
  • Este fin de semana leía que el dinero que el Estado va a destinar, mediante ingeniería financiera, a salvar los desaguisados de los políticos del partido gobernante suponen el equivalente a las prestaciones anuales por desempleo.
  • El baile de cifras respecto a la cantidad necesaria para el rescate ha sido un espectáculo vergonzoso. Una escalada matutina y vespertina, día tras día, hasta llegar a la cifra de 23.500.000.000 de euros. ¡Partiendo de los 3.500! Y no descartan precisar más

Y en estas llega el ministro de Justicia, Gallardón, y declara que se darán explicaciones cuando se “considere oportuno“. Los madrileños (capital y autonomía) le conocemos bien: nos arruinó, y las deudas que contrajo las terminaran de pagar nuestros nietos. Viene a poner punto final a la ausencia de una Comisión de Investigación parlamentaria, a la negativa gubernamental para que el gobernador del Banco de España comparezca en el Congreso. En definitiva a averiguar lo que ha sucedido. Y por qué. ¿Se ha enriquecido alguien en el proceso? O más llanamente: ¿quiénes se lo han llevado calentito?

La voz cantante es del millonario jubilado Goirigolzarri, sustituto de Rato. Nos va desgranando la magnitud del naufragio. Rechaza averiguar que ha sucedido. Y píldora a píldora nos pone al día, dejando en evidencia al presidente del gobierno, a la vicepresidenta, a De Guindos (perdido por su excesiva verborrea) y por supuesto a “Tontoro” el ministro de Hacienda (sobrepasado por los acontecimientos y por el titular de Economía…).

Y mientras tanto Artur Mas, desde la Generalitat, reclama para los suyos el mismo trato de favor que recibe Bankia. Pretende resucitar aquello del centralismo, pero olvida que en el desastre de Bankia hay cajas de otras Comunidades, que BBVA ya se hizo cargo de una institución catalana… y Botín, el más listo de la clase, le dinamita la subasta de Catalunya Banc pidiendo 6.000 millones al fondo de rescate.

¡Ay, ay, ay, esa mala cabeza de Rodrigo nos la ha liado parda!

Sigue leyendo

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*