La libertad de prensa española en caída, por @FeSPeriodistas

Está en su nivel más bajo, agravado en los últimos año. Entre otras causas del descenso, se halla la autocensura a que los periodistas se ven obligados por temor a perder el empleo si no se callan.

 

Según el informe elaborado por la organización internacional Freedom House y presentado en Washington este principio de mes la libertad de prensa en España se halla en el nivel más bajo desde el advenimiento de la democracia.

En el análisis España sumó 28 negativos en 2013, de los cuales 14 obedecen a las trabas impuestas por el poder político, 8 por las condicionantes económicos de los periodistas y 6 por las limitaciones legales impuestas a la libertad de informar.

En los últimos años hemos ido descendiendo en los ránkings mundiales, hasta pasar de los 14 a los 28 puntos en los últimos diez años. Un deterioro agravado en los últimos cinco.

De esta forma pasa de la posición 52 a la 53, sobre el total de 197 países, estamos a solo a 3 puntos de alcanzar la nota 31, a partir de la cual se sitúan los países parcialmente libres.

Se señala que la independencia de los periodistas españoles “ha disminuido de manera constante en la última década, hasta colocarse al nivel de naciones como Ghana, Surinam o Islas Salomón” y está muy cerca de ser un ‘país con libertad de prensa parcial’.

Karin Deutch Karlekar, directora del programa, ha declarado a la prensa que “nos planteamos seriamente bajar a España de categoría. Es preocupante el empeoramiento constante que hemos visto, especialmente en los últimos cinco años”.

Asimismo, destacó la influencia de las condicione económicas en este deterioro de la libertad de prensa; “Hemos visto cómo los medios de comunicación despedían periodistas, cómo cada vez hay menos profesionales y en peores condiciones. La industria mediática está disminuyendo y esto hace que los periodistas se vean obligados a callar, que les preocupe perder su trabajo. En muchos casos la situación conduce a la autocensura, a no cubrir ciertas noticias. Al mismo tiempo, la diversidad de opinión que ofrecen los medios de comunicación está disminuyendo”,

El análisis presentado está cerrado el 31 de diciembre último; y Karin Deutch Karlekar observa en lo que va de 2014 nuevas tendencias preocupantes: “El año que viene tendremos que considerar también los despidos de varios directores de periódicos. Creemos que es otro ejemplo de lo que ocurre en España, donde la libertad de prensa está tocada por la presión que ejercen los propietarios de los medios, así como el Gobierno, para despedir a periodistas y reporteros que no se quieren callar” concluyó.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*