La Legión vuelve a Irak, que registra 40 muertes diarias por la violencia, por @CarlosPenedoC

Con retraso sobre las previsiones, cerca de un centenar de legionarios partirá hoy desde Almería hacia Bagdad, día en que dos atentados suicidas han acabado con la vida de 23 iraquíes. El contingente se completará hacia mediados de febrero con un total de 300 militares

Artículo publicado originalmente en Estrella Digital.

Militares españoles en Irak en 2003. | Ministerio de Defensa
La primera rotación del contingente compuesto por 80 militares de la La Legión que participarán en la operación 'Apoyo Irak' cuyo objetivo consistirá en instruir y adiestrar a miembros del ejército iraquí y contribuir en su lucha para frenar el avance del yihadismo parte este sábado desde el Aeropuerto de El Alquián en Almería.
En la mañana de este mismo sábado al menos 23 personas han muerto y otras 50 han resultado heridas en dos atentados suicidas perpetrados en Bagdad, el mismo día en que el Gobierno tenía previsto levantar el toque de queda nocturno en la capital, que lleva once años en vigor.
Un total de 1.375 iraquíes han muerto, entre ellos 790 civiles, y 2.240 han resultado heridos como consecuencia de atentados terroristas y otros actos de violencia en Irak a lo largo del pasado mes de enero, según las cifras de la Misión de Naciones Unidas en Irak, la UNAMI. Las cifras totales incluyen además 585 soldados muertos y 771 heridos.
Bagdad es la provincia más afectada al haber registrado 1.014 víctimas civiles (entre las que hay que contar 256 muertos), seguida de Anbar, (195 muertos), Diyala (114 muertos), Saladino (100 muertos), Nínive (85 muertos) y Kirkuk (14 muertos).
La ONU recuerda que estas cifras son "el mínimo absoluto" porque queda un gran número de incidentes pendientes de confirmación que podrían haber dejado decenas de víctimas adicionales, sin contar fallecidos por efectos secundarios de la violencia, como el hambre o la deshidratación que amenaza la vida de los desplazados.


Operaciones Especiales, ya en Bagdad

La Brigada de La Legión despidió el pasado 30 de enero en parada militar a los cerca de 200 legionarios que integrarán el contingente -sobre un total de 300- y que pertenecen a los Tercios 'Alejandro Farnesio' 4º de La Legión y al 'Don Juan de Austria' 3º de La Legión; Grupo de Artillería de Campaña, Grupo Logístico y Bandera de Zapadores.
El pasado 22 de enero viajó a Bagdad, una vez obtenidos los permisos pertinentes, la avanzadilla para preparar la llegada del contingente, integrados en la Coalición internacional contra el Grupo Terrorista Daesh (acrónimo en árabe de Estado Islámico) y coordinados por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.
El despliegue de los militares españoles a Irak se ha retrasado varias semanas, por las dificultades de abrir una nueva misión y también por las negociaciones mantenidas con las autoridades iraquíes sobre la protección legal y diplomática de los españoles allí destinados.
El contingente español se encargará de la formación de unidades convencionales y de operaciones especiales. Para ello desplegará fuerzas en Besmaya y Bagdad, respectivamente.
Este primer grupo se componía de 30 miembros del Mando de Operaciones Especiales, con sede en Alicante, cuyos cometidos consistirán en iniciar la formación de los iraquíes y facilitar el despliegue del resto del contingente, y 1 oficial, que se encargará de aspectos administrativos de la misión.
Este contingente se unía a los 6 españoles desplegados a comienzos de año en los Cuarteles Generales de la operación en la región (4 en Bagdad y 2 en Kuwait) y se localizan en la Baghdad Diplomatic Support Center (BDSC) en las proximidades del aeropuerto de Bagdad.
"Con esta misión España confirma su compromiso con la paz y estabilidad, internacionales, garantizando al mismo tiempo la seguridad de nuestra nación", en palabras del Ministerio de Defensa.
"Las Fuerzas Armadas, elemento de la política exterior, velan por el bienestar de la sociedad española, no solo en el interior a través de las misiones y operaciones permanentes que se desarrollan en territorio nacional, sino también en aquellas zonas donde se genera inestabilidad fuera de nuestras fronteras, todos los días del año", afirmaba Defensa en un comunicado.
El pasado 22 de octubre el pleno del Congreso de los Diputados autorizó la participación de las Fuerzas Armadas españolas en la operación, con la misión de colaborar y adiestrar al personal militar iraquí. El despliegue de la misión costará 35 millones de euros para los seis meses de estancia prevista, aunque el Gobierno podrá prorrogarla a solicitud de la coalición, según explicó el ministro de Defensa en una comparecencia posterior en el Congreso, el pasado 17 de diciembre.


La UE moviliza 1.000 millones de euros

Por otra parte, la Unión Europea ha anunciado que movilizará 1.000 millones de euros en los próximos dos años, a través de medidas políticas y prácticas, con el objetivo de ofrecer ayuda humanitaria a Siria e Irak y también medios para luchar contra el avance del grupo terrorista Estado islámico.
Esta nueva estrategia reforzará las acciones en las que la UE participa para restaurar la paz y la estabilidad "en una región que está tan cerca y que ha sido devastada por el terrorismo y la violencia durante tanto tiempo", ha dicho la Alta Representante de la UE, Federica Mogherini.
"Ahora estamos mejor equipados para hacer más en términos diplomáticos y políticos, además de en el plano humanitario y de seguridad", ha añadido la jefa de la diplomacia europea.
También ha recordado la ejecución del piloto jordano a manos del Estado Islámico y ha dicho que este ataque "es prueba de que el terrorismo no tiene fronteras y de que los musulmanes son las primeras víctimas del Estado Islámico".
Entre los proyectos que pretende impulsar el bloque comunitario figuran un mayor compromiso diplomático, pero también el suministro de servicios básicos y la elaboración de programas contra la radicalización de la población. También habrá financiación para la lucha antiterrorista, frenar la llegada de combatientes extranjeros y controlar mejor las fronteras.
El 40 por ciento de la asistencia económica se canalizará a través del apoyo humanitario a estos dos países y a otros países vecinos que acogen a los refugiados sirios que escapan del conflicto en su país, en especial Jordania y Líbano.


Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*