La Justicia obliga a Telemadrid a readmitir al primer delegado sindical, por @salvemostelema

Con fecha 22-9-14 el juzgado de los Social nº 21 ha declarado nulo el despido del delegado de CGT Tirso Nohales, obligando a Telemadrid a su readmisión.

El día 12 de enero de 2013 la dirección de Telemadrid despidió a 861 trabajadores. En marzo de 2014 el Tribunal Supremo confirmaba la sentencia del TSJM considerando este despido colectivo no ajustado a derecho. Se propiciaba así las posibles demandas individuales para la recuperación de los puestos de trabajo y se reconocía la improcedencia del despido para todos los trabajadores afectados por el ERE (su pago asciende a unos 70 millones de euros de dinero público).

Esta nueva sentencia, aunque es recurrible, abre las puertas a futuras reincorporaciones de trabajadores despedidos por la Dirección del EPRTVM que han visto vulnerado algún derecho fundamental como trabajadoras embarazadas, personas con reducción de jornada por cuidado de familiares, discapacitados, discriminación o cualquier otro motivo que cumpla con esa vulneración.

Considera también que “la empresa privó al demandante de su derecho de permanencia” y que esto “constituye una vulneración del derecho fundamental a la libertad sindical”.

Afirma que:

“la readmisión es posible pues en la estructura organizativa existen diversos puestos que el trabajador puede ocupar (…) sin que sea admisible el argumento de que ya están asignados a otros trabajadores y/o externalizadas”.

En la actualidad la dirección de Telemadrid ha contratado a varias productoras y empresas (Telefónica, Cuarzo, Boomerang…) para que realicen la programación que antes producía la plantilla despedida.

Este trabajo se realiza en las propias instalaciones de Telemadrid (pagadas con dinero público) por trabajadores subcontratados en precario que desempeñan las funciones de los trabajadores despedidos.

Los resultados de esta nueva forma de producción privada con dinero público son desastrosos (4% de audiencia en agosto, la más baja de todas las autonómicas) y no han traído consigo un ahorro si no un traspaso del dinero público a manos privadas (el presupuesto de Telemadrid del año 2014 es similar al del año 2012).

Esperamos que la justicia facilite la vuelta al trabajo de muchos más compañeros/as, que estas reincorporaciones sean el principio para recuperar todos los puestos de trabajo robados y que los madrileños volvamos a tener una Radiotelevisión pública independiente, objetiva y al servicio de los ciudadanos.

Sección Sindical de CGT Telemadrid

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*