La información en momentos de crisis exige mayor rigor profesional, por @FeSPeriodistas

La Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) recuerda a los medios de comunicación que “tienen una responsabilidad clave para dar a conocer la amenaza sanitaria producida por el coronavirus sin que ello suponga la difusión de mensajes alarmistas, xenófobos o racistas”.

La expansión de la epidemia de  coronavirus en España y la avalancha poco controlada de la información que se ofrece al respecto ha llevado a la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) a recordar a los periodistas especializados que la información debe ser veraz, rigurosa y sin caer en el sensacionalismo, para lo cual aporta un serie de recomendaciones a los profesionales de loe medios. Entre ellas:

– La AECC quiere recordar la importancia de evitar el uso de imágenes y de lenguaje sensacionalistas, que produzcan miedo o pánico entre la opinión pública. Los medios de comunicación tienen una responsabilidad clave para dar a conocer la amenaza sanitaria producida por el coronavirus sin que ello suponga la difusión de mensajes alarmistas, xenófobos o racistas.

– Los redactores y los medios deben recordar la necesidad de verificar cualquier hecho o detalle que vayan a comunicar a través de sus informaciones y de sus redes sociales. En tiempos de emergencias sanitarias como la del coronavirus, la AECC destaca la necesidad de que la sociedad reciba información veraz, contrastada y rigurosa, evitando la difusión de bulos, conspiraciones, rumores y datos falsos.

– Las crisis sanitarias ofrecen escenarios de incertidumbre, donde la información se propaga muy rápido y los escenarios son cambiantes. En ese contexto, es clave que los medios y los redactores informen sobre los hechos conocidos y los escenarios que puedan ocurrir, sin que ello suponga difundir especulaciones o datos sensacionalistas.  

– Los periodistas y los medios tienen la responsabilidad de contrastar la información que dan a conocer con el fin de cumplir con el criterio deveracidad. En ese sentido, resulta clave contar con fuentes que sepan específicamente responder a las preguntas que se puedan plantear sobre el coronavirus. Para ello, la AECC recomienda consultar con personas expertas en disciplinas como medicina preventiva y salud pública, epidemiología, virología, inmunología y neumología, entre otras, que pueden ofrecer opiniones y datos rigurosos en las cuestiones relativas a sus especialidades. Es importante también que los periodistas pregunten a los profesionales por las dudas relativas a su área de conocimiento, evitando recurrir a otras fuentes que no tengan conocimientos específicos sobre la materia. Además, dado el contexto en el que nos encontramos, la AECC recomienda entrevistar a más de una persona experta con el fin de conocer diferentes opiniones y reforzar la veracidad de la información que se va a publicar.

– La AECC recomienda mantener la suficiente precaución y cautela acerca de las nuevas investigaciones que se publiquen sobre el coronavirus. Los redactores han de ser responsables sobre la cobertura informativa que llevan a cabo. El hecho de que se dé a conocer un estudio científico no significa que haya sido realizado con el rigor necesario o que sus conclusiones puedan ser extrapolables a la situación actual o al escenario que se produce en nuestro país. Por ello, es fundamental dar a conocer la evidencia científica disponible contrastando los datos y los resultados de las diferentes investigaciones con personas expertas en la materia y fuentes documentales relevantes.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*