La importancia de la cobertura ciudadana, por Julio Estremadoyro (@jestremadoyroa)

En este blog hemos destacado más de una vez  la revolución informativa que ha significado la existencia del llamado periodismo ciudadano,  ejercido por gente no profesional ni preparada para coberturas noticiosas.

Sin embargo, el aporte de esos aficionados es generalmente el de mayor impacto en las coberturas de los grandes acontecimientos. Muy superior al profesional por su oportunidad y dramatismo.

En muchos casos las imágenes captadas por celulares y cámaras caseras han mostrado un valor informativo valiosísimo y único cuando han ocurrido las  grandes desgracias de los últimos tiempos, gracias al empleo de  los recursos de la  tecnología.

Por ejemplo, en el atentado de Boston, uno de los corredores de la famosa maratón captó los instantes mismos de la explosión de los artefactos fatales, como se aprecia en el video que inicia esta nota.

Las cámaras de vigilancia

Y al aporte de los ciudadanos comunes y corrientes se suma ahora la contribución de las cámaras de vigilancia, instaladas por miles en las ciudades con fines de seguridad.

Gracias a esas imágenes se aprecian detalles tan valiosos que ayudan a las autoridades a descubrir todos los detalles delincuenciales.

No ha sido una excepción en el episodio de Boston ya que, gracias a esas imágenes,  la Agencia Federal de Investigación (FBI) ha identificado a dos hombres sospechosos del atentado  y publicó las fotos y el vídeo en el que se observan a las dos personas mezcladas entre el público que asistió a la maratón de esa ciudad.

En el vídeo se ve que ambos hombres andan juntos en una dirección cargando mochilas y luego desaparecen de la cámara. El denominado “sospechoso número uno” -por el FBI- lleva una gorra negra de béisbol con una rata blanca; mientras que el segundo una gorra blanca puesta del revés.

Desde la mañana circuló una foto por Internet del sitio Reddit en la que aparecía un hombre llevando una mochila en las manos a un lugar y luego alejándose sin ella. Al lado de esa foto, la página web ofrecía otra instantánea de una mochila reventada por los efectos de una explosión similar a la que el hombre acarreaba.

La información anterior no fue confirmada y tanto el FBI como la policía de la ciudad insistieron en que no se había producido ninguna detención, a pesar de que varios medios de relevancia declaraban lo contrario.

 

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*