La Generalitat valenciana cierra 'Canal 9' después de que la Justicia anulase su ERE de mil trabajadores

La Generalitat valenciana, que preside Alberto Fabra, decidió ayer iniciar el proceso para el cierre y disolución del ente público de Radio Televisión Valenciana (RTVV), después de que el Tribunal Superior de Justicia de Valencia haya declarado nulo el expediente de regulación de empleo que afectaba a un millar de empleados. En un comunicado, el Consell valenciano considera que la readmisión de esos mil trabajadores hace "inviable" la continuidad de RTVV, ya que el coste de gastos de personal, que "supondría aproximadamente 72 millones de euros", no se puede asumir.

El Consell indica igualmente que tiene "la obligación de priorizar los servicios públicos y garantizar, ante todo, una sanidad, una educación y unos servicios sociales de calidad, universales y gratuitos" y "ése es el objetivo prioritario" de todas sus actuaciones.

El informativo nocturno de Canal 9 abrió anoche con la noticia del cierre que leyó la presentadora, Amalia Sebastián, quien estaba acompañada por los trabajadores de la plantilla que rodeaban el plató. La presentadora dio lectura a un escrito, en el que los trabajadores recalcan que quieren "continuar las emisiones con total normalidad, con independencia de la decisión unilateral del Gobierno valenciano".

Los trabajadores califican el cierre como una "vileza" y un "acto de cobardía" y señalan que los problemas económicos de la empresa tienen "un origen político", por lo que exigen "responsabilidades políticas". La directora general de RTVV, Rosa Vidal, ha pedido a los trabajadores de que "sigan al pie del cañón", a pesar del cierre anunciado por el Consell. Vidal aseguró que ha comunicado a los responsables del Ejecutivo que "no cuenten con ella" para cerrar la entidad.

Los partidos de la oposición han rechazado el cierre de RTVV y han pedido la dimisión del presidente, Alberto Fabra. El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, aseguro que exigirán "responsabilidades judiciales y políticas". En su opinión, el cierre de la televisión valenciana supone "un ataque sin precedentes al autonomismo". Por su parte, el portavoz adjunto de Esquerra Unida, Ignacio Blanco, exigió "responsabilidades políticas", y añadió que la solución es la dimisión de Fabra. Para el portavoz de Compromís, Enric Morera, se ha llegado a esta situación por la "incompetencia pública, sobrada y manifiesta del PP".

Mientras, el portavoz del Grupo Popular en las Corts, Jorge Vellver, señaló que el cierre de RTVV es una decisión "durísima" pero necesaria para poder preservar la sanidad y la educación públicas.

El Tribunal Superior de Justicia de Valencia estimó ayer que las demandas de los sindicatos y la fiscalía, según la cual el ERE ha vulnerado "derechos fundamentales y libertades públicas" recogidos en la Constitución puesto que "la alteración de las listas supuso un trato discriminatorio". El ERE se ejecutó a finales de agosto y debía afectar, inicialmente, a 1.198 trabajadores sobre un total de 1.800. Finalmente fueron despedidos unos mil, ya que la directora, Rosa Vidal, decidió rescatar a 186 técnicos para evitar, dijo, "el fundido en negro".

EL MUNDO valora en su primera a Fabra como el "primer líder autonómico que se atreve a cerrar su TV". Asimismo, EL ECONOMISTA resalta que Valencia es "la primera autonomía que cierra su tele". "Canal 9: cae la primera autonómica", titula EL PAÍS. ABC y LA RAZÓN coinciden en señalar que Fabra cierra la televisión valenciana tras declararse nulo el ERE de mil empleados. LAS PROVINCIAS titula en su portada: "Canal 9 se va a negro".

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)

Acerca de @Periodisticos 7543 Articles
Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*