La FEP reivindica el derecho de los fotoperiodistas a informar sobre la policía, por @FeSPeriodistas

A propuesta del Sindicato Nacional de Periodistas (SNJ-CGT), la asamblea general de la Federación Europea de Periodistas (FEJ), a la que pertenece a FeSP, el martes pasado ha hecho una declaración formal sobre el derecho de los periodistas a informar sobre el trabajo de las fuerzas policiales, así como el derecho a identificar al personal policial.

El texto señala que ante la intención del Gobierno francés de “prohibir la difusión de imágenes de agentes del orden en las redes sociales, y para ello pretende modificar la ley de libertad de prensa, de 1881.

Varios miembros, incluido el ex ministro del Interior, Christophe Castaner, han presentado en Francia un proyecto de ley relativo a la llama nuestra atención.

En declaraciones a la prensa y en una audiencia en la Asamblea Nacional, este lunes 2 de noviembre, el actual ministro del Interior, Gérald Darmanin, confirmó que este proyecto de ley se llevó a cabo en ‘perfecta colaboración con el Gobierno”. con el objetivo de ‘fortalecer la policía’. El ministro destacó que había prometido ‘que no se pudiera seguir difundiendo las imágenes de policías y gendarmes en las redes sociales’.

Este proyecto de ley prevé:

‘Es sancionado con un año de prisión y una multa de 45.000 euros por difundir, por cualquier plataforma y por cualquier medio, con el objetivo de socavar su integridad física o psíquica, la imagen del rostro o cualquier otro elemento de identificación de un funcionario de la policía nacional o de un soldado de la gendarmería nacional cuando actúe en el marco de un operativo policial.’

Esta modificación de la ley de 29 de julio de 1881 sobre la libertad de prensa, contraviene todas las disposiciones establecidas sobre la libertad de prensa en Europa y amenaza con impedir que los periodistas simplemente hagan su trabajo.

El código de libertad de prensa de la policía, elaborado por el Centro Europeo para la Libertad de Prensa y Medios de Comunicación y con el apoyo de la Federación Europea de Periodistas, establece que: 

‘En el caso de ataques policiales o amenazas contra periodistas, la persona agredida normalmente no identifica a los atacantes porque la policía a menudo se abstiene de llevar placas de identificación. Combinado con el bajo nivel de motivación, por parte del personal policial, para testificar contra sus propios colegas, el hecho de que la policía de muchos países no pueda ser identificada dificulta una investigación exhaustiva de tales incidentes. Las autoridades nacionales deben aceptar que los periodistas tienen derecho a informar e informar sobre la conducta policial.’

En consecuencia, la Federación Europea de Periodistas, reunida en asamblea general, pide al gobierno y al Parlamento francés:

  • retirar esta enmienda propuesta a una de las leyes de libertad de prensa más antiguas de Europa; 
  • tomar en cuenta la urgente necesidad de una democracia digna de ese nombre para que la actuación de sus cuerpos policiales por la seguridad de todos los ciudadanos, respete las leyes de la República. También es necesario permitir que todos los periodistas ejerzan plenamente el derecho a informar, que implica la observación y evaluación y la actuación de estas fuerzas policiales, para evitar cualquier impunidad.

El derecho de los ciudadanos a ser informados no puede librarse a la posibilidad de que los periodistas filmen y difundan la acción de la policía.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*