La entrevista de un reportero indocumentado, por Julio Estremadoyro (@jestremadoyroa)

A Entrevista fracasada del colombiano

 

Muchos reporteros de televisión se atreven a entrevistar a personajes famosos sin la preparación del caso, haciendo ridículos muy vergonzosos. Uno de antología es el que Periodista Digital relata a continuación:

Mariano Rajoy no es muy amigo de conceder entrevistas. No es que no sea bueno frente a la prensa. A veces puede estar hasta gracioso, como demostró hace unos días en Bruselas cuando los periodistas intentaban sacarle alguna declaración contra Aznar, pero su equipo y sus asesores tienden a ocultarlo, a veces en el silencio y en ocasiones tras el plasma de un televisor

Es una pena, pero es lo malo de hacer caso los supuestos ‘expertos en comunicación’.

Y cuando no les hace caso y se anima a responder preguntas siempre despierta expectación.

Es lo que ocurrió durante la Cumbre de la Alianza del Pacífico, que se celebró en Cali.

Allí, Rajoy accedió a que la televisión colombiana Noti5 le hiciera una entrevista. Pero el encuentro entre presidente y periodista no pudo acabar peor.

Como explica el diario ABC y señalan varios corresponsales españoles enviados a Cali, la entrevista de la televisión colombiana empezó mal.

Así arrancó el reportero:

“Buenas tardes, tenemos con nosotros al presidente de la República de España”.

Rajoy pegó un respingo y cortó en seco al indocumentado presentador:

“Para, para. Es que España no es una República, yo que tú volvía a empezar”.

Ante las palabras del presidente del Gobierno, el periodista reaccionó con un lacónico “ok” y repitió la entradilla.

“Buenas tardes, tenemos con nosotros al presidente del Reino Unido de España”.

Rajoy volvió a interrumpir:

“Mira, lo mejor es que digas que estás con el presidente del Gobierno de España y ya está”.

Todo parecía más claro entonces, pero el de Noti5 no tenía su día:

“Buenas tardes, tenemos con nosotros al presidente de España”.

Esta vez fue el camarógrafo quien interrumpió.

“Presidente, qué pena con usted, pero se nos ha acabado la batería y tenemos que poner una nueva”.

La secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, intervino entonces y comentó al presidente que lo mejor era no hacer la entrevista. Una pizca de sentido común.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*